Incautan más de dos toneladas de cocaína en contenedor que iba a Francia

La Policía informó este domingo de la incautación de más de dos toneladas de cocaína oculta en un contenedor que tenía como destino final Francia.

La Policía ejecutó la operación antidrogas “Navidad” en uno de los puertos marítimos de Guayaquil, donde separaron para inspección a un contenedor con silicato de calcio, cuyo destino final era el país galo.

“Se encontró un total de 102 bultos con 2.345 paquetes rectangulares que, luego de la prueba de campo, dio positivo para dos toneladas y 342 kilos de cocaína. Impidiendo que más de 26 millones de dosis de alcaloides lleguen a mercados internacionales”, indicó en un vídeo colgado en su cuenta de Twitter.

Sumergible y cocaína

El sábado, la Policía informó de la detención de tres colombianos y un ecuatoriano en una operación policial, que permitió la interceptación de una embarcación sumergible. Allí se incautaron más de una tonelada de cocaína en las costas del cantón Salinas.

La operación policial denominada “Gran Impacto 19” tuvo lugar el pasado miércoles y ya el jueves el ministro del Interior, Juan Zapata, había informado del hallazgo del sumergible y la droga. Pero no había especificado el tipo de alcaloide.

Según la Policía los detenidos fueron los colombianos Oneiver S., Feiber Q. y Silvio V., así como del ecuatoriano Jeison M.

Mediante técnicas de gestión investigativa y análisis marítimo se conoció que una organización delictiva habría estado transportando alcaloide en lancha de Bajo Perfil (LPV). Esta navegaba por el mar internacional a 350 millas náuticas oeste de las costas del cantón Salinas, indicó la Policía en un comunicado.

Anotó que en una bodega de la embarcación había 56 bultos con 1.690 bloques tipo ladrillo, conteniendo sustancias catalogadas sujetas a fiscalización.

El año pasado, Ecuador fue el tercer país del mundo que más drogas decomisó. Solo por detrás de Colombia y Estados Unidos, según el último Informe Mundial de las Drogas publicado por Naciones Unidas.

Ese mismo documento señaló al puerto de Guayaquil como uno de los principales trampolines de la cocaína fabricada en Sudamérica para su llegada a Estados Unidos y Europa. Principalmente, a través de buques mercantes con contenedores contaminados. EFE (EL DIARIO)