Messi y Lasso, entre los monigotes más buscados para quemar en fin de año

La pirotecnia, los monigotes con sus distintas formas y las caretas han vuelto a los espacios públicos y privados de Cuenca una vez que el espíritu navideño terminó.

Desde ayer, los elementos característicos que se usan para despedir el año ya se están comercializando en diferentes lugares de la ciudad. Basta con recorrer Cuenca para sentir que el final del 2022 se acerca.

La avenida Primero de Mayo, El Arenal y el Parque Miraflores son algunos de los espacios que se activaron para recibir a las gentes que le dirán adiós a este año con cohetes y monigotes.

“Hemos empezado a armar las carpas en donde estarán los años viejos. Estaremos aquí hasta el 31 de diciembre, hasta las once de la noche, vendiendo monigotes para toda la gente. Tenemos de todo tipo, y de varios precios”, comentó Cecilia Livicela.

Cecilia es parte de las 32 familias que recibieron el permiso por parte del Municipio de Cuenca para comercializar monigotes junto a la avenida Primero de Mayo y calle Fray Gaspar de Carvajal.

A ese lugar se suman otros 14 espacios públicos en los que la gente encontrará una variedad de monigotes hechos de tela, periódico y cartón.

“Este año no tenemos un personaje que marque el año. Lasso entra de cajón, quizá Messi porque ganó el Mundial, y los monigotes que las propias familias le dan forma creo que se quemarán el 31 de diciembre”, opinó Patricia Dután, quien armó su puesto en el parque lineal Yanuncay, en el sector de Los Tres Puentes.

Si bien todavía no hay un personaje preferido por los cuencanos, las personas dedicadas a la venta de monigotes han elaborado distintas figuras.

No obstante, además de Messi y Lasso, los personajes de cómics, películas y series son los que predominan entre los monigotes que se quemarán el fin de año.

“Los superhéroes nunca se dejan de vender. Los padres compran para sus hijos los muñecos de cartón. Siempre se venden estas figuras que parte vienen de Guayaquil y otra parte las hacemos nosotros”, dijo Manuel Siguenza, en cuyo puesto, ubicado en las avenidas Pichincha y Loja, tiene alrededor de 600 figuras para la venta.

La tradición de quemar

Ya sea por tradición o por dejar lo malo del año, la gente que vive en Cuenca continúa quemando los viejos. Y este 2022 no habrá excepciones porque la quema del monigote es parte de las costumbres que tiene la población.

“Cada uno tiene sus razones. Por ejemplo, a Lasso le van a quemar por su mal gobierno. Pero a Messi también le van a quemar y no por maldad, sino porque ganó el Mundial. Cada uno tiene su propia interpretación”, dijo Zoila Tuapante, quien está dedicada a la venta de monigotes desde hace 15 años.

Por su parte, para Martha Serrano, que vende los años viejos desde hace tres décadas en Cuenca, la quema se trata de “atraer a la suerte”, de decirle adiós a lo malo.

“La gente dice vamos a quemar para que se vaya la mala suerte. La gente compra los muñecos de trapo, pero le visten con la ropa de la persona que quieren quemar. Eso ya es familiar. Cada uno quema lo que le pasó. Lo malo”, opinó Zoila. (I)

Lugares autorizados para venta de los monigotes

Control Urbano, del Municipio de Cuenca, entregó permisos para que, alrededor de 300 personas, comercialicen los monigotes en 15 espacios públicos hasta las 00:00 del 1 de enero de 2023.

1. Parque lineal 24 de Mayo (avenida 24 de Mayo)

2. Vereda de la Calle de las Azulinas y Ordoñez Lasso

3. Vereda de la Av. Ópera y Circunvalación Sur

4. Parque lineal 24 de Mayo (Bosque de Monay)

5. Feria Libre

6. Parque lineal de la calle Tahuantinsuyo y Av. González Suarez

7. Parque Allcuquiro

8. Parque de las Américas

9. Parque de los Derechos Humanos

10. Parqueadero del Parque El Paraíso

11. Avenida Primero de Mayo y Gaspar de Carvajal

12. Parque Lineal 24 de Mayo (Estacionamiento)

13. Avenida 3 de Noviembre

14. Parque Lineal Cantón Paute

15. Parque Miraflores

ANDRES MAZZA – DIARIO EL MERCURIO