El ‘streamer’ Andrew Tate, muy ofendido con la respuesta de Greta Thunberg que lo ha convertido en el hazmerreír de Twitter

Andrew Tate volvió triunfal a Twitter hace unas semanas gracias a Elon Musk, después de ser bloqueado de TikTok, Instagram y Youtube. El polémico streamer quería acaparar todo el protagonismo de la red social, pero se ha acabado convertido en el bufón.

Este pasado 28 de diciembre, atacó a la activista del medio ambiente Greta Thunberg, comentando que tenía 33 coches muy contaminantes. La sueca dejó clara su opinión pidiendo que le enviase todos los detalles al correo «smalldickenergy@getalife», es decir, «tienes energía de hombre con pene pequeño, consigue una vida». 

Una cortante respuesta por la que fue ampliamente aplaudida y que servirá durante años para poder burlarse de Tate en el internet. Sin embargo, en las últimas horas el estadounidense ha intentado parar el torrente de bromas, haciendo todavía más el ridículo

Para empezar, retuiteó varios comentarios que aseguraban que la respuesta era de «un bot» o que recordaban que Greta es «una de las mujeres más odiadas». Pero después, intento revertir el ataque comentando que la dirección de correo «la definía a ella misma»

Visto que la gente estaba intentando entender el concepto de que era Greta la que había quedado mal diciendo que tiene «energía de pene pequeño», tuvo que publicar un vídeo fumando un puro, «contaminando», para explicarlo más en detalle. 

«Greta me da pena», ha asegurado: «Está programada y no se da cuenta de que es una esclava del matrix. Os está convenciendo para que pidáis a vuestro gobierno que os ponga impuestos para haceros más pobres y hacer que el sol deje de ser caliente». 

Ha vuelto a comentar que la matrix tiene bots preparados para hacerle pensar que le «ha dado una lección». Unas palabras que han aumentado más, si cabe, la burla hacia su actitud. Habrá que ver cuánto aguanta antes de que él mismo se vuelva a bloquear la cuenta de Twitter de nuevo. 

Fuente: 20minutos.es