¡Insólito! Periodista cambió su género a femenino por la custodia de sus hijas

En Cuenca, Ecuador, se ha hecho viral la lucha de un padre. Y es que el periodista cambió su género a femenino.

El periodista cambió su género a femenino para luchar por la custodia de sus dos hijas.

Se trata de René Santiago Salinas Ramos, un hombre de Cuenca que decidió ir al Registro Civil a cambiar su género.

Él cree que siendo su identidad de género femenino tendrá más posibilidades de obtener la custodia de sus hijas, ya que las leyes de Ecuador favorecen a las mujeres.

“Nuestras leyes están dejando al hombre como un simple proveedor cuando también somos capaces de dar amor y cuidado a nuestros hijos”, dijo René Salinas.

Dijo que se ha estigmatizado el hecho de nacer hombre. Se ha puesto al hombre como machista o violento por naturaleza.

Su cambio de género de masculino a femenino no es un tema de identidad sexual, advirtió sino una lucha por sus hijas.

Dijo que la violencia no tiene nada que ver con el sexo o el género. Se tiene que combatir es a la persona violenta sin importar su género.

Salinas manifestó que es triste que las leyes ecuatorianas determinen que la madre es tutora innegable para menores de 12 años sin tomar en cuenta otras situaciones.

Él es de Azogues, donde presentó en la Junta Cantonal una denuncia por supuesto maltrato, con fotografías.

La Junta decidió que las niñas deben estar con la madre. De eso ha pasado quince días, comentó.

“En este momento yo soy de sexo femenino, en este momento también soy mamá, legalmente”, dijo.

Esto tiene un propósito, un fin. Se debe buscar el bienestar de los niños, no del papá ni de la mamá.

“Los hombres somos capaces de dar amor. La prueba más grande de amor por mis hijas es esta renuncia a mi género, por que como están las leyes esto es irrevocable -cambio de género-“, indicó.

“La ley nos está quitando el derecho de ser padres, entonces estoy utilizando la ley para que devuelvan el derecho de compartir con mis hijas”, destacó.

Salinas invitó a otros padres a luchar para que todos sean iguales ante la ley, no por un género. (EL DIARIO)