Un bote naufragó en la Laguna de Colta y dejó tres fallecidos el día de Navidad

En la tarde del domingo 25 de diciembre varias personas resultaron afectadas por el hundimiento de una embarcación turística en la Laguna de Colta, provincia de Chimborazo, que dejó tres fallecidos, dos de ellos menores de edad (Jonathan Rafael Almeida Saltos de sexo masculino de 3 años, Jima Wong Damaris Antonela, de sexo femenino de 5 meses y Bravo Caguana Espíritu, de sexo femenino de 55 años).

Dentro del bote se encontraban alrededor de 42 personas según versiones de los afectados, dato que hasta ahora no ha sido revelado por las autoridades, de los cuales algunos recibieron atención médica ya que presentaron cuadros de hipotermia por permanecer alrededor de una hora en el agua helada hasta que acudieron a socorrerlos, mismos que fueron llamados por personas de la comunidad a través del Ecu911.

Las condiciones para realizar el tour dentro del barco no fueron las óptimas ya que ni el oficial ni el capitán de la embarcación revisaban que todos tengan puesto el chaleco salvavidas, los turistas tenían que pedir su chaleco por su propio razonamiento de prevención y a varias personas se les indicó que no era necesario el uso del mismo.

Por otra parte, el barco tampoco gozaba con un indicador de aforo de personas, el conductor del barco presenta en el expediente fiscal una licencia de conducir de automóvil mas no algún documento que le faculte hacerlo con un barco.

El rescate llegó a través de una embarcación de exactamente las mismas características, con dos policías los cuales no poseían el material adecuado y dos hombres más, uno manejaba el bote y otro era su auxiliar, más rápido llegaron los comuneros de los alrededores en balsas artesanales que las autoridades.

El operativo se desarrolló de manera improvisada, se les pidió a los mismos sobrevivientes del accidente que hicieran esfuerzo físico para poder abordar en dicho barco ya que no era una embarcación salvavidas. Todos subieron con el pánico de que vuelva a suceder algo similar por las características del barco.

De esta manera, la Policía Nacional y el Municipio de Colta deberían mejorar sus operativos en todos los sentidos ya que las instituciones como el cuerpo de bomberos que se encontraban alrededor de unos 500 metros del accidente, no tuvo una respuesta eficaz y en menor tiempo para poder salvar las vidas de las personas fallecidas y las situaciones que enfrentaron varios pasajeros a causa del tiempo que permanecieron en la laguna.

Según Jhonatan Almeida, padre de niño fallecido Jhonatan Rafael Almeida Saltos, de 3 años; manifiesta que es momento de que las autoridades se capaciten de mejor manera y puedan actuar en pro de los ciudadanos en el menor tiempo y de la forma más óptima posible para no seguir cometiendo este
tipo de negligencia.

Asegura, además que durante los últimos años han existido varios homicidios culposos por parte de funcionarios del Municipio de Colta en este atractivo turístico, quienes han omitido actuar de manera diligente y apegados a la normativa ecuatoriana, lo que ha ocasionado la muerte de varias personas.

De manera concluyente asegura que es imprescindible que el Municipio de Colta, así como los funcionarios involucrados, reparen la diversidad de daños ocasionados sobre todos los afectados. Solicita se generen las investigaciones adecuadas apegados a la ley para adjudicar responsabilidad a los funcionarios involucrados con la finalidad de que estos hechos no vuelvan a ocurrir.