Detenidos dos adolescentes de 15 años por secuestrar y torturar a uno de 13 años

Dos adolescentes italianos de 15 años fueron detenidos por los Carabineros de la ciudad siciliana de Caltanissetta (sur).

Ambos son acusados de haber secuestrado y torturado en el pasado mes de septiembre a un menor de 13 años.

Así lo informaron este miércoles 4 de enero del 2023 las fuerzas del orden italianas.

Los dos adolescentes, que ya han ingresado en un correccional para menores, “atrajeron al niño de 13 años a un garaje, propiedad de uno de ellos inmovilizándolo a una silla y atándole los tobillos, las muñecas y la boca con cinta de embalar”, indicaron los Carabineros en un comunicado.

Durante el secuestro, los dos menores golpearon a la víctima por todo el cuerpo. Le pegaron patadas, le escupieron en la cara, le intimidaron con un cuchillo. También le rociaron agua mezclada con aceite de motor y amagaron con prenderle fuego vivo.

Tras más de una hora de torturas, liberaron al menor bajo la amenaza de acabar con su vida si revelaba a alguien lo ocurrido en el garaje.

Adolescentes con sed de venganza

La madre de la víctima notó un comportamiento extraño cuando su hijo regresó a casa. Pues se mostraba nervioso, asustado y lloraba, después de la agresión.

Aunque en un primer momento el agredido intentó ocultar a su madre lo ocurrido, la mujer insistió hasta que el niño lo explicó todo.

La sed de venganza se encuentra detrás de este ataque, ya que la víctima había revelado a otras personas las agresiones anteriores que sus amigos habían sufrido a manos de los detenidos, según el comunicado.

Los jóvenes arrestados cautelarmente por orden del juzgado de menores de Caltanissetta se enfrentan a cargos por tortura, secuestro, amenazas y lesiones agravadas, entre otros.

“El ‘modus operandi’ de los dos sospechosos es compatible con las conductas violentas, agresivas y abusivas ya llevadas a cabo por ellos, tanto de forma conjunta como individualmente, en otras ocasiones y hacia otros menores”, detalla el escrito del juez de instrucción recogido por los medios.

Además, el magistrado considera la conducta de los sospechosos “cruel por la brutalidad de la violencia física y psíquica infligida”. EFE (EL DIARIO)