LOS DEBATES ELECTORALES

El inciso primero del artículo 202.2 de la Ley Orgánica Electoral y de Organizaciones Políticas de la República del Ecuador o Código de la Democracia establece que: “Son debates electorales las diferentes formas de discusión pública en la que los candidatos a una dignidad contrastan sus programas de gobierno y propuestas programáticas, sometiéndose al cuestionamiento de sus rivales, moderadores y ciudadanía en general a través de los medios de comunicación y el público presente”.

Esta disposición obliga que este 8, 14, y 15 de febrero de 2023, un total de 360 candidatos que aspiran llegar a 17 prefecturas y 21 alcaldías del país, participen de estos debates con el objetivo de llegar a las elecciones del 5 de febrero del presente año. Elecciones en las que también se votará para elegir concejales dependiendo de la población de cada ciudad, además de siete (7) consejeros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social – CPCCS, así como por el sí o el no en el referéndum a ocho preguntas de enmiendas a la Constitución de la República del Ecuador.

Este último domingo hemos presenciado el primer debate de los candidatos a Prefectos de Tungurahua. Un total de 11 candidatos, en su mayoría profesionales en ingeniería, derecho, medicina, entre otros. Estos diálogos versaron sobre cuatro ejes temáticos: 1) Seguridad y convivencia ciudadana; 2) Economía, reactivación económica y movilidad; 3) Medioambiente y territorio; 4) Administración y gestión.

La intención de los debates es buena, pero existen factores que no permiten un mejor desarrollo de las ideas que se pretenden expresar. Entre estas deficiencias se identifican la poca preparación, el desconocimiento y la poca experiencia de la mayoría de candidatos en el manejo de los recursos públicos. Otro factor que no aporta a un mejor entendimiento de las propuestas es la poca participación del moderador, quien dirige el debate sometiéndose exclusivamente a leer las preguntas sin  posibilidad de contradecir o replicar.

El debate de los candidatos a Prefectos de la Provincia de Tungurahua  deja en claro la necesidad de que las próximas autoridades se involucren en temas de seguridad, producción, emprendimiento, empleo, movilidad, agua y medio ambiente, que fueron los ejes temáticos de estos diálogos. Es fundamental que quien llegue a este cargo tenga honestidad, liderazgo, iniciativa, decisión y capacidad para generar recursos, exigiendo al Gobierno Nacional la entrega de las asignaciones correspondientes para así cumplir con obras anheladas por los tungurahuenses como son la ampliación de los ingresos norte y sur, la autopista Ambato – Baños, la carretera Ambato- El Corazón- Manabí, y la construcción de un nuevo paso lateral que mejore la movilidad en nuestra provincia. Es indispensable que en las próximas elecciones  los tungurahuenses elijamos bien.

Por: PAULO JORDAN