Santo Domingo: Tres asesinatos en una noche

En menos de seis horas, hubo tres asesinatos en Santo Domingo.

Y es que la noche del lunes y la madrugada del martes fueron las más sangrientas en lo que va de enero de 2023.

La primera víctima fue Bryan Andrés Mero Mero, que hace poco más de un mes cumplió los 23 años de edad.

A él lo mataron en el barrio 14 de Febrero, del sector cinco de la cooperativa de vivienda Santa Martha.

Su cadáver quedó sobre la tierra de la calle Abelardo Moncayo y Dolores Veintimilla. Dos hombres en moto se le acercaron y le dieron un tiro en la cabeza.

Mero murió al instante. Quedó con su buzo lleno de sangre, con la cara destrozada por el impacto del proyectil.

Quienes presenciaron el hecho contaron con recelo que los responsables huyeron con rumbo desconocido.

Mero tenía su mochila, su celular y todos los artículos personales, por lo que no se pudo descifrar si el robo habría sido el móvil de este sicariato.

El jefe del Distrito Este de la Policía, Krosby Riera, indicó que el fallecido regresaba de visitar a su hija, de tres años de edad.

Agregó que se investigará si resistirse al asalto habría sido la causa que motivó a los gatilleros a acabar con su vida.

Tres horas

La segunda alerta llegó cerca de la medianoche al ECU 911.

En el kilómetro ocho de la vía a Quevedo, en la lotización Bernardita, se escucharon disparos, también habían asesinado a un hombre.

Sucedió a las 23h15, aproximadamente. En una de las casas del lugar tocaron a la puerta y enseguida se escucharon gritos. Voces de varios hombres decían: “Abran la puerta, somos la Policía Nacional”.

La bulla despertó a Víctor Villa, de 24 años de edad, que estaba durmiendo con su esposa.

Cuando abrieron la puerta, entraron a la casa dos sujetos que se cubrían sus rostros con pasamontañas y comenzaron a disparar contra Villa.

Descargaron el arma y al menos ocho balas impactaron al hombre, que falleció en la cama donde dormía. Pero los tiros también alcanzaron a su mujer, Érika M.

Otros dos adolescentes que permanecían ahí resultaron ilesos, mientras los sicarios  escaparon de la escena del crimen por el patio de la vivienda, a la que ingresaron rompiendo la puerta principal.

Secuestrado

El tercer fallecido de forma violenta entre la noche del 9 y la madrugada del 10 de enero fue Christian Cárdenas, de 42 años de edad.

Su deceso se reportó cerca de la medianoche del lunes, cuando llegó sin signos vitales a una casa de salud.

Fue el fatal desenlace de un caso de presunto asalto con secuestro exprés.

El lunes, dos señoras habían solicitado un flete a Cárdenas, propietario de un camión. Ellas lo contrataron para que efectuara una mudanza desde la comuna San Gabriel del Baba hasta la comuna Julio Moreno Espinosa.

Sin embargo, en un trayecto de la vía varios hombres los interceptaron armados y les obligaron a bajarse del camión y entregarles todo el dinero que tenían en efectivo en ese momento.

Hubo un forcejeo y a Cárdenas, al parecer, lo golpearon con un objeto contundente en el cuello.

Después de eso los abandonaron en una zona poco poblada, desde donde lograron pedir ayuda.

Horas más tarde, desde un número celular desconocido, los captores se comunicaron con la familia de Cárdenas y le pidieron un rescate de 3 mil dólares a cambio de devolverlo sano y salvo.

Respecto a este caso, el jefe encargado de la Subzona de la Policía, Gustavo Játiva, mencionó que desconocen si los parientes pagaron el rescate, pero sí se informó que, pasada la medianoche, Cárdenas y otro hombre que viajaba con él, quien responde a los nombres de Juan Manzano, de 44 años, llegaron a una casa de salud, donde los médicos de turno anunciaron la muerte de Cárdenas.

Su muerte sería la primera a causa de asalto y robo bajo la modalidad de secuestro exprés en Santo Domingo.

Violencia

Por estos tres asesinatos no hay hasta el momento personas detenidas.

Las unidades policiales están tras la pista de los presuntos responsables.

Se confirmó que ninguno de los tres asesinatos guarda relación uno con otro.

Con estos crímenes asciende a ocho la cifra de muertes violentas en lo que va de este año en Santo Domingo de los Tsáchilas.

De esos casos, hay algunos sospechosos, según se ha indicado por parte de la Policía.  (EL DIARIO)