29 años de prisión para responsable de la violación a su hijastra de 5 años

Quito (Pichincha).- Un Tribunal de Garantías Penales sentenció a veintinueve años y cuatro meses de prisión a John Henry I., padrastro de la víctima, con base en las pruebas presentadas por Fiscalía en la audiencia de juicio.

La sentencia incluye el pago de 5.000 dólares como reparación integral y una multa de 800 salarios básicos unificados.

En la audiencia de juzgamiento, la agente fiscal de Tumbaco, María Belén Luna, presentó contundentes pruebas con las que demostró la existencia del delito y la responsabilidad del procesado en el mismo.

Entre estas se incluyen: el testimonio anticipado de la víctima, informes de valoración médica, la pericia de entorno social que determinó la vulneración de la agraviada, ya que el agresor era su padrastro; la valoración psicológica, con la que Fiscalía demostró que fruto de la agresión sexual, la niña padeció estrés postraumático complejo.

Todo este conjunto de pruebas –entre otras– fue recopilado por la Fiscal titular de la causa, María Fernanda Cevallos, de la Unidad Especializada en Violencia de Género, encargada de la investigación.

Graciela P., madre de la víctima, se encuentra involucrada como autora en el cometimiento del delito, ya que no impidió que su conviviente cometiera la agresión sexual contra su hija. Ella también fue llamada a juicio; sin embargo, se encuentra prófuga.

Los hechos

Según las investigaciones, las reiteradas agresiones contra la víctima habrían ocurrido entre 2020 y 2021 en un inmueble ubicado en la parroquia El Quinche. El agresor era el padrastro de la niña y residía en el mismo domicilio con sus tres hermanastras y su madre.

En junio de 2021, la Junta Metropolitana de Protección de Derechos de la Niñez y Adolescencia dispuso la investigación del entorno de una adolescente (hermanastra de la víctima), con el objetivo de determinar si se encontraba en un contexto con factores de riesgo y vulnerabilidad, al igual que otros NNA (niños, niñas y adolescentes) que pudieran encontrarse en situación de riesgo.

Con este antecedente, se descubrió que la víctima habría sido entregada junto con sus hermanastras al cuidado del padre de una de ellas por un tiempo determinado y este, –través de redes sociales– contactó al padre biológico de la niña y le solicitó ayuda económica.

El padre de la agraviada reclamó la entrega de su hija. Desde octubre de 2021, la niña comenzó a convivir con su progenitor y le confesó que John Henry le tocaba sus partes íntimas y cometía otros actos de naturaleza sexual. El padre denunció lo sucedido en Fiscalía.

Información jurídica

Fiscalía obtuvo esta sentencia con base en el artículo 171, inciso 2, numerales 3 y 4, del Código Orgánico Integral Penal (COIP), junto con las circunstancias agravantes del artículo 48, numerales 5, 6 y 9, del mismo cuerpo legal. (FGE)