Condenan crimen de dirigente barrial

El asesinato, al estilo sicariato, de Javier Rosero, líder barrial de una ciudadela en Guayaquil, generó la reacción de la ciudadanía y de las autoridades gubernamentales. El presi dente Guillermo Lasso, a través de su cuenta de Twitter, condenó el ataque, al que calificó de “cobarde”, y garantizó dar con los culpables para que “su crimen reciba todo el peso de la ley”.

En cumplimiento con esta promesa, ayer Juan Zapata, ministro del Interior, informó que siete sospechosos del crimen habían sido capturados, entre estos estaban los dos sicarios y cuatro personas que habían colaborado en la logística del asesinato.

“Este es un recordatorio para las mafias: si actúan, responderemos”, señaló el mandatario tras la captura de quienes habrían participado en el delito, que se ejecutó el pasado viernes.

Previo a su muerte, Javier Rosero había recibido amenazas de grupos delincuenciales que operan en la ciudadela Los Ceibos, para que cese en sus acciones contra de la inseguridad en el sector. (DIARIO EL MERCURIO)