Dos hombres mueren en un enfrentamiento a bala en Esmeraldas

Dos hombres asesinados y cuatro heridos por impactos de bala se registraron en tres incidentes violentos en la ciudad de Esmeraldas y la parroquia rural Tachina, entre la tarde y noche de este viernes 13.

A eso de las 21:00 de anoche, un hombre identificado como René Landázuri, de 26 años, fue atacado cuando estaba reunido en la parte externa de un local de la parroquia Tachina.

Sujetos desconocidos a bordo de una motocicleta le dispararon varias veces y, al parecer, la víctima respondió, ya que se encontró un arma de fuego sobre la mesa donde libaban.

El posible victimario de Landázuri murió frente a la pared del aeropuerto Carlos Concha, de la carretera E15 norte Esmeraldas-Tachina, donde habría sido abandonado por el conductor de la motocicleta en la que se movilizaba.

Técnicos investigativos de Medicina Legal, Criminalística y la Dinased realizaron las pericias y el levantamiento de los cadáveres.

Un oficial de la Policía dijo que los dos homicidios tienen relación en un mismo evento, de acuerdo con versiones de testigos. A la segunda víctima se le encontró una alimentadora de arma de fuego en uno de los bolsillos del pantalón.

En otro hecho, un hombre que realizaba la limpieza de su motocicleta en una lavadora exprés de las calles Juan Salinas y 6 de Diciembre, diagonal al estadio Folke Anderson de la capital esmeraldeña, fue baleado.

Testigos refirieron que dos sujetos llegaron en motocicleta a eso de las 14:00 de ayer y dispararon sorpresivamente al individuo. Dos empleados de este establecimiento resultaron también heridos y serían víctimas colaterales.

Cuatro vainas de pistola 9 mm quedaron dispersas en el piso como evidencias del atentado. Los baleados fueron llevados a una casa de salud.

Pasadas las 18:00 ocurrió otro atentado en el barrio 24 de Mayo, sector Nuevos Horizontes, zona oeste de la urbe.

Dos sujetos en motocicleta llegaron a un domicilio de ese sector y dispararon a un hombre conocido como Niky. Moradores del sector se alarmaron por las detonaciones de armas de fuego, al igual que estudiantes, docentes y padres de familia de la unidad educativa fiscomisional Cristo Rey. (ALDIA)