Decapitada: cuerpo de hispana fue encontrado en dos partes de la casa

HOUSTON –Escalofriantes detalles salieron a relucir en el caso de la joven nicaragüense quien fue decapitada con un cuchillo de cocina aparentemente a manos de su esposo.

El alguacil del condado Waller confirmó que Anggy Díaz fue encontrada en dos partes, el cuerpo estaba bañado en sangre cerca de una cama y la cabeza en la regadera.

La joven de 21 años aparentemente presentaba múltiples puñaladas por la espalda, según el alguacil Troy Guidry.

Agregó que el esposo de la joven y presunto asesino confeso está bajo observación por riesgo de suicidio, también enfrenta una fianza de $500,000

Inicialmente los oficiales describieron el crimen como una «Horrorífica escena».

Anggy Díaz, de 21 años, se había casado con Jared James Dicus, de la misma edad, apenas en octubre pasado y vivían en una casa en el patio trasero de los padres de Dicus.

El alguacil del Condado Waller, Troy Guidry, dijo que los agentes respondieron a la llamada alertando de una mujer muerta, pero nunca imaginaron lo que encontrarían.

“Una parte del cuerpo de la mujer había sido desmembrado, la escena era espantosa”.

El esposo permaneció en la escena y fue detenido. Según las autoridades, el hombre confesó el crimen, pero no se dieron a conocer los motivos.

Fue el padre del sospechoso quien llamó a la policía al percatarse de lo ocurrido.

Todo ocurrió, según el alguacil, dentro de la propiedad en la calle Oak Hollow en Magnolia y el arma mortal habría sido un cuchillo de cocina.

“Todas las partes y piezas fueron recuperadas como evidencia. Se habían recibido otras llamadas de esta casa, pero nada comparado con este nivel de violencia”, añadió.

De acuerdo al alguacil, el crimen habría ocurrido alrededor de las 4 p.m. del miércoles 11 de enero. La llamada fue recibida a las 4:18 p.m. cuando el sospechoso fue a la casa de sus padres y éstos notaron que algo raro sucedía. Cuando fueron a la casa del matrimonio descubrieron la escena. El presunto responsable no tiene historial criminal.

La joven era indocumentada y se había mudado al condado Waller recientemente. Su casa estaba cerca del lugar donde trabajaba.

Según se pudo establecer, la mujer tenía dos trabajos para solventar sus necesidades, uno de ellos en una carnicería de esa ciudad, ubicada al noroeste del área metropolitana de Houston.

Según las personas que trabajaban con ella, en la carnicería fue donde Angie y Jared se conocieron.

De hecho, las autoridades tienen en su poder videos de seguridad donde se ve al sospechoso entrar a la carnicería a comprar una cerveza el día del crimen. Toda esta evidencia es analizada por ls autoridades.

Conmoción entre quienes conocían a Angie

El Juez que casó a la pareja en octubre pasado, Trey Duhon, publicó en su página de Facebook sus condolencias por el trágico crimen.

“Cuando yo los casé se veían una pareja muy amable” expresó, al tiempo que dijo removería las fotos que había publicado de esa boda por respeto al hecho tan sensible.

“Confío en que la Oficina del Alguacil y la Fiscalía del Condado Waller, harán valer la justicia”.

Fuente: MSN Latino (Telemundo)