Ecuador marca récord en recepción de remesas

Norma, de 32 años, migró a Estados Unidos hace un año. Ella es madre soltera de dos niños, quienes quedaron al cuidado de su hermana Liliana. Labora en ese país en un restaurante y envía dinero para su familia que vive en la parroquia Paccha.

Liliana cuenta que cada mes recibe entre 300 y 400 dólares. De esa cifra, destina la mayor parte al pago de la deuda de 23.000 dólares, que adquirió su hermana para salir del país.

Los envíos que envía Liliana, al igual que los miles de migrantes ecuatorianos, sumaron 3.484 millones de dólares en remesas durante los tres primeros trimestres del 2022, según datos del Banco Central del Ecuador. Esa cifra es considera un récord para el país.

“Lo que recibimos es para comida, para mantener a mis sobrinos y para pagar la deuda. No alcanza para nada más. Comprar una casa o un terrenoimposible. Con el tiempo cuando termine de pagar su deuda sí tiene pensado adquirir algún inmueble”, comenta Liliana, de 27 años.

Factor clave

Como Norma, miles de migrantes ayudan a sus familias. Las remesas que envían, son un factor clave para la economía ecuatoriana, que depende en gran medida del ingreso de divisas debido a la dolarización.

Un análisis microeconómico publicado en la Revista de Economía del Caribe sobre el uso de remesas, señala que, en Ecuador, la mayor parte se consigna al consumo diario, lo que representa el 75% del total recibido. La inversión llega al 21 % y el 4 % restante se destina al pago de deudas.

“Se puede descomponer al consumo e inversión en subcategorías de uso. Así, se observa que las remesas se destinan principalmente: 54 % para gastos diarios de la familia, 21 % para educación y salud, 8 % para ahorros bancarios, 8 % para inversiones a largo plazo, 5 % para la inversión en un negocio propio y 4 % para pago de deudas”, señala el análisis.

Más envíos desde cinco países

Las remesas llegan desde 174 países. Sin embargo, el mayor flujo es desde Estados Unidos, con 2.411,99 millones de dólares en entre enero y septiembre de 2022.

En menor cifra, las remesas llegan también desde:

  • España, 585 millones de dólares
  • Italia, 127 millones
  • México, 80 millones y
  • Chile, 52 millones.

El ingreso de recursos registra un incremento de 332 millones de dólares, en comparación con el mismo periodo de 2021, cuando se recibieron 3.152 millones.

Luis Tobar, Director de la carrera de Economía de la Universidad Politécnica Salesiana (UPS), señaló que la recepción de remesas tiene un impacto en la economía del país.

“PRÁCTICAMENTE, LAS REMESAS ESTÁN SOSTENIENDO LA ECONOMÍA (…) NO HAY INVERSIÓN EXTRANJERA Y LA INVERSIÓN PÚBLICA ES POCA”, SUBRAYÓ.Luis Tobar, Director de la carrera de Economía de la UPS.

Es que, en el tercer trimestre de 2022, el monto de las remesas fue 24 veces mayor a la inversión extranjera directa (IED). Es decir, 51 millones de dólares de IED, contra 1.220 millones de remesas.

“La cifra actual representa un récord de remesas y aún falta el reporte del Banco Central del último trimestre de 2022, que probablemente se dará en marzo. Cada año ha ido en aumento. Estados Unidos lidera la lista, pero para este 2023 se debe considerar que las previsiones señalan una eventual desaceleración económica”, agregó el analista.

Tobar señaló que lo recomendable para las familias que reciben este dinero, es aumentar el ahorro y destinar, en lo posible, un 20 % para este rubro.

El crecimiento

En los últimos seis años, los ingresos por remesas han ido en aumento. Esto se evidencia en los reportes del BCE, que emite informes trimestrales. Para este análisis se tendrá en cuenta los primeros tres trimestres de cada año.

La evolución ha sido así:

  • En 2017, las remesas sumaron 2.076 millones de dólares.
  • En 2018, 2.250 millones.
  • En 2019, 2.351 millones.
  • En 2020, 2.391 millones.
  • En 2021, 3.152 millones.
  • En 2022, 3.484 millones de dólares.

El Director de la carrera de Economía de la UPS señala la importancia de generar políticas públicas que promuevan condiciones favorables de inversión, tanto para el migrante como para sus familiares.

Asimismo, sugiere que el cobro por envíos, en un promedio del 5 %, debería hacerse con la banca pública. “Así ganamos todos. Primero, el migrante porque habría un abaratamiento en los envíos y esa utilidad iría a un banco del Estado. Incluso, se puede cobrar menos, un 2 %”, explica Tobar.

De los 3.484 millones de dólares, 174 millones (5 %) van hacia los intermediarios financieros, entre bancos cooperativas y Couriers.

Cinco ciudades, las que más recibieron

Durante los tres primeros trimestres de 2022, Guayaquil, Quito, Cuenca, Ambato y Azogues fueron las ciudades que concentraron el flujo de remesas. Según el Banco Central de Ecuador, esto se debe que miles de hogares beneficiarios se concentran en estas zonas geográficas y al número de entidades financieras y de empresas que dan servicio de pago de remesas.

Entre enero y septiembre del 2022, recibieron:

  • Guayaquil, 746 millones de dólares.
  • Quito, 692 millones.
  • Cuenca, 683 millones.
  • Ambato, 112 millones.
  • Azogues 80 millones de dólares.

En contraste, las provincias de Napo, Bolívar, Francisco de Orellana y Galápagos registraron una participación marginal con el 0,43 %, equivalente a 5,26 millones de dólares.

Asimismo, según la fuente, el número de giros suma 10,9 millones, lo que demuestra una alta frecuencia de envíos a sus familiares de los ecuatorianos que residen en el exterior. (PATRICIA NAULA – DIARIO EL MERCURIO)