Correa tampoco pudo esta vez con 4P

Esta vez le volvieron a dar en el hocico por tratar de echar abajo este sitio, alegando que publicaron fotografías sobre las que él dice tener derechos de autor. El expresidente y prófugo de la Justicia intentó cerrar 4Pelagatos interponiendo, el 17 de enero, una demanda de derechos de autor ante la plataforma Cloudflare, que brinda seguridad cibernética a este medio. Correa alegaba que 4P usó cuatro fotografías en las que él aparece, sin derechos de autor. Las cuatro imágenes corresponden a capturas de pantalla de entrevistas que Correa dio a diferentes medios de comunicación entre 2017 y 2021.

A Correa le fue mal. Cloudflare no decidió sobre el tema y pasó la demanda al servidor que alberga al sitio 4P. Esa empresa no demoró en resolver la queja de Correa: hoy nos comunicó que no hará nada. Obvio, nadie puede atribuirse la propiedad sobre imágenes que salen en entrevistas públicas en medios de comunicación.

La pretensión de Correa, curiosamente, tenía que ver con notas viejas: dos de 2017, una de 2020 y una de 2021. Las fotos por las que hizo el reclamo, además, tienen una cosa en común: son capturas que 4P hizo de streams o entrevistas que Correa dio en línea a medios de comunicación. Uno de ellos a “Un Café con JJ” de Jimmy Jairala, que ahora es candidato a la alcaldía de Guayaquil.

En realidad no es la primera vez que Correa intenta bloquear a 4P, alegando derechos de autor sobre fotografías. Pero sí es la primera ocasión que lo hace desde que dejó el poder. Cuando era Presidente, recurrió, en centenares de ocasiones, al mismo argumento alegando que 4P no tenía derecho a publicar fotografías de la Presidencia de la República. Pretensión descabellada: una fotografía tomada por un funcionario del Estado y publicada por un organismo estatal es, por definición, pública y nadie puede reclamar su autoría ni prohibir que un ciudadano la utilice. Como el argumento no tenía sentido, los proveedores con los que tenía contrato 4P jamás le dieron la razón a Correa que hacía estas demandas por intermedio de la Secretaría de Comunicación de su gobierno. 

Esta es la demanda que envió Rafael Correa y que no le sirvió para nada

La acción de demandar, sin embargo, se convirtió en estrategia del correato para intentar inmovilizar a la redacción de 4P, ya que por cada demanda había que hacer un reporte para cumplir con normas de EEUU y enviarlo al proveedor. Resulta que estas demandas se presentaban por decenas o centenares en un solo día. Finalmente, 4P decidió cambiar su servidor a Europa donde la legislación dice que para que un sitio sea sancionado, primero tiene que haber una decisión de un juez. Ahí cuando el correato ya no pudo acosar a 4P con demandas por derechos de autor.

Correa también fracasó cuando perdió la demanda que puso al pelagato Pallares por supuesto daño a su honra por un artículo. En primera y segunda instancia su equipo de abogados perdieron y su intención se fue al tacho de la basura.

La nota más antigua de la lista que envió Correa a Cloudflare es la que se titula “La consulta sepultará a Rafael Correa» y luego está una que se titula “Rafael Correa viene a salvar su cabeza”. Ambas son de 2017 y hablan sobre los intentos de Correa por derrotar al gobierno de Lenín Moreno en la consulta de 2018; aventura en la que fracasó. La nota del 2021 se titula «El frenesí sexual de Correa es por votos» es sobre una entrevista que Correa dio, vía zoom, a un medio digital y en la que dijo que gran parte de los embarazos de las mujeres quieren abortar se deben a un supuesto «frenesí sexual”. La última nota de la demanda es una breve noticiosa donde se hablaba de una entrevista que Jimmy Jairala le hizo durante la más reciente campaña presidencial.

La demanda del ex Presidente dispara interrogantes. ¿Por qué las hace ahora cuando han pasado algunos años de haber sido publicadas? ¿Por qué pretende que fotos de entrevistas públicas que dio no puedan ser utilizadas por un medio de comunicación?

 A estas cuatro demandas de Correa se suma otra que presentó, ante Cloudflare, el 3 de enero, el empresario de seguros Diego Sánchez Silva por una nota publicada 10 meses atrás. Sánchez Silva acusaba a 4P de difamación porque, según él, no tiene los antecedentes criminales que, según él, este medio le adjudica. Sánchez se refería a una nota en la que se dice que, “según evidencias fotográficas publicadas por el portal de Investigación de Fernando Villavicencio y La Historia se estableció que que JJ Franco viajó, junto al empresario de seguros Diego Sánchez Silva a Miami para reunirse con Pólit (Carlos) y pedir que renuncie a la Contraloría». Los proveedores de 4P desestimaron las pretensiones de Sánchez Silva. 

Resulta curioso que, con tan pocos días de diferencia, Sánchez Silva y Correa hayan demandado este medio sobre notas que tienen meses o años. Curioso también que Sánchez Silva y Correa coincidan en el propósito de que nuestro proveedor saque del aire a 4P. Los dos se han quedado con las ganas. (MARTIN PALLARES – 4 PELAGATOS)

Foto: 4P