Guerra en Ucrania: Alemania y Estados Unidos autorizan el envío de tanques de guerra para Kyiv

Tras semanas de negativas, Alemania anunció que enviará 14 de sus modernos tanques Leopard 2 a Ucrania para que los utilice en su guerra contra Rusia.

El anuncio fue hecho por el canciller alemán, Olaf Scholtz.

Este miércoles, Estados Unidos también anunció el envío de 31 tanques Abrams.

Estos vehículos de guerra el gobierno ucraniano los considera vitales enfrentar a las fuerzas invasoras rusas y disputarles territorios.

Reino Unido había previamente anunciado que enviaría 14 de sus tanques Challenger.

Ante el anuncio alemán, el embajador de Rusia en Washington dijo que era «otra provocación flagrante» y consideró que la decisión de Alemania «no traerá nada bueno» y dejará «una marca duradera» en las relaciones entre Berlín y Moscú.

    Steve Rosenberg, corresponsal de la BBC en la capital rusa, indicó que la decisión de Alemania será utilizada por el gobierno de Vladmir Putin para reforzar el relato de que Occidente, bajo el liderazgo estadounidense, está librando una guerra contra Rusia en territorio ucraniano.

    Alemania también autorizó que otros países puedan enviar sus Leopard 2 a Ucrania. Se calcula que hay unos 2.000 de estos vehículos diseminados por todo Europa.

    El pedido de Kyiv

    Las autoridades ucranianas han insistido sobre la necesidad urgente de mayor armamento pesado para enfrentar la invasión rusa y han afirmado que si tuvieran suficientes tanques de batalla podrían recuperar parte del territorio arrebatado.

    «No se trata de 5, 10 ó 15 tanques, la necesidad es mayor«, dijo el martes por la noche el presidente Volodymyr Zelenskyy, reflejando cierta frustración de Kyiv ante la falta de suministros bélicos por parte de Occidente.

    Este miércoles el mandatario ucraniano agradeció al canciller alemán y escribió por Twitter que los tanques «amplían más nuestro apoyo en defensa y misiones de entrenamiento».

    Gráficos

    Hasta ahora, EE.UU. y Alemania habían resistido a las presiones internas y externas para enviar sus tanques a Ucrania.

    Los alemanes han soportado meses de prolongados debates políticos en medio de preocupaciones de que el envío de tanques escalaría el conflicto y convertiría a la Alianza del Atlántico Norte (OTAN) en protagonista principal de la guerra con Rusia.

    Por su parte, Washington argumentó que la alta tecnología con la que están equipados los Abrams requiere de mucha capacitación y mantenimiento.

    Línea.

    Tanques sí, aviones…

    Análisis del experto de Defensa de la BBC Jonathan Beale

    Es poco probable que Ucrania consiga los 300 tanques de combate modernos que dice necesitar para ganar la guerra.

    Pero si media docena de países occidentales aportan 14 tanques cada uno, el total ascendería a casi 100, lo que podría marcar la diferencia.

    Tropas ucranianas

    Los tanques occidentales -incluidos el Challenger 2 británico, el Leopard 2 alemán y el Abrams estadounidense- son considerados superiores a sus homólogos de la era soviética, como el omnipresente T-72.

    Proporcionarán a las tropas ucranianas mayor protección, velocidad y precisión.

    Pero los modernos carros de combate occidentales no son un arma milagrosa ni cambian las reglas del juego por sí solos. También es clave lo que se suministra con ellos.

    En las últimas semanas se ha producido un cambio radical en el armamento pesado entregado por Occidente, que incluye cientos de vehículos blindados, sistemas de artillería y munición.

    Combinados, constituyen el tipo de material militar necesario para perforar las líneas rusas y recuperar territorio.

    Si las tropas ucranianas pueden ser entrenadas y las armas entregadas a tiempo, podrían constituir elementos clave para cualquier ofensiva de primavera. Pero un factor de la ecuación sigue faltando en las operaciones ofensivas: el poder aéreo.

    Ucrania lleva pidiendo a Occidente que le proporcione aviones de combate modernos desde que empezó la guerra. Hasta ahora, no se ha entregado ninguno.

    Olaf Scholz
    Pie de foto,El canciller alemán Olaf Scholtz había postergardo la decisión de enviar tanques Leopard 2 a Ucrania.
    Línea.

    Repercusiones en Europa

    Dentro de la Unión Europea (UE), la decisión del gobierno alemán tiene una mejor acogida en los Estados miembros más beligerantes como Polonia y los países bálticos, indicó Jessica Parker, corresponsal de la BBC en Bruselas.

    En los últimos días, Polonia ha presionado a Alemania para que envíe sus Leopard y autorice a otros aliados de la OTAN que poseen estos tanques de fabricación alemana a enviarlos también.

    El gobierno polaco ha declarado que está dispuesto a enviar 14 Leopard 2 -de un total de 250- a Ucrania. El año pasado, Polonia envió a Ucrania unos 250 de sus antiguos carros de combate T-72 de la era soviética.

    Volodymyr Zelensky (izq.) reunido el 11 de enero pasado con el presidente polaco Andrzej Duda.
    Pie de foto,Volodymyr Zelensky (izq.) reunido el 11 de enero pasado con el presidente polaco Andrzej Duda.

    El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, agradeció al canciller Scholz por una decisión que calificó como un «gran paso para detener a Rusia».

    Pero desde el Kremlin, el portavoz Dmitry Peskov dijo que existe una sobreestimación del potencial que estos tanques añadirán al Ejército ucraniano.

    «Estos tanques arden como todos los demás. Simplemente son muy caros», agregó.

    Fuente: BBC News Mundo