RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Huracán Idalia se debilita a categoría 1 tras tocar tierra en Florida rumbo a Georgia

TAMPA, FLORIDA — 

Idalia disminuyó su fuerza este miércoles mientras se aleja del norte de la Florida como huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson y avanza con fuertes vientos hacia la vecina Georgia y la costa sureste de Estados Unidos, donde se esperan peligrosas marejadas ciclónicas en las próximas horas.

Después de tocar tierra en el noroeste de la Florida como un “extremadamente peligroso” huracán, el ojo de Idalia estaba a unos 20 kilómetros al sur sureste de Valdosta y 265 kilómetros al suroeste de Savannah, ambas en Georgia; con vientos máximos sostenidos de 150 kilómetros por hora con rachas superiores, informó el más reciente boletín del Centro Nacional de Huracanes (NHC en inglés), con sede en Miami.

Reportes del NHC insisten en que los “impactos significativos de las marejadas ciclónicas” continuarán a lo largo de la costa del Golfo de Florida, que se mantiene bajo de aviso de marejadas ciclónicas hasta la noche de este miércoles.

Los pronósticos advierten que se esperan continúen los vientos huracanados peligrosos mientras el núcleo de Idalia se mueve a través de los territorios del sur de Georgia y Carolina del Sur, que se encuentran bajo aviso de huracán y tormenta tropical.

El Centro de Huracanes había advertido de marejadas ciclónicas “catastróficas” a lo largo de la costa noroeste de la Florida.

También se advirtió sobre la posibilidad de inundaciones repentinas en zonas urbanas “con impactos considerables”, en partes del norte de Florida, pasando por el centro de Georgia y Carolina del Sur, hasta el este de Carolina del Norte el jueves.

Idalia tocó tierra como huracán categoría 3 a las 7:45 am EDT en Keaton Beach en la región de Big Bend de la Florida, donde la franja norte de la costa del Golfo del estado se curva hacia el lado occidental de la península de la Florida, aproximadamente delimitada por las ciudades del interior de Gainesville y Tallahassee, la capital del estado.

Se pronostica que Idalia desate vientos destructivos y aguaceros torrenciales que causarán inundaciones costeras de hasta 4,88 metros de profundidad.

La carretera Interestatal I-275 de Florida se inundó con la llegada del huracán Idalia

“No pongan en riesgo su vida haciendo algo tonto en este momento. Esto es poderoso”, dijo el gobernador Ron DeSantis durante una conferencia de prensa matutina en Tallahassee que fue interrumpida por unos segundos por un corte de energía.

Más de 140.000 hogares y negocios se quedaron sin electricidad en la Florida este miércoles, según datos de PowerOutage.us.

Más de 850 vuelos en Estados Unidos fueron cancelados debido a la amenaza de Idalia en la zona del noreste de la Florida. Los aeropuertos de Tampa, Clearwater y Tallahassee cerraron sus operaciones hasta nuevo aviso y monitoreaban el estado de la tormenta.

Poco después de que el huracán tocara tierra, la aerolínea Southwest Airlines canceló más de 200 vuelos, mientras que Delta Air Lines y American Airlines cancelaron 148 y 98 vuelos, respectivamente, a las 8:17 a.m., según el sitio web de seguimiento de vuelos Flightaware.com, que también reportó el retraso de otros 795 vuelos.

Durante la noche, Idalia alcanzó “una intensidad de categoría 4 extremadamente peligrosa” en la escala de vientos de cinco niveles Saffir-Simpson en su camino a tocar tierra en Florida el miércoles por la mañana, dijo el (NHC) en Miami.

Pero a las 0900 GMT se debilitó ligeramente, pasando a categoría 3, con vientos máximos sostenidos de 201 kilómetros. Cualquier tormenta que alcance la categoría 3 o superior se considera un huracán importante.

La mayoría de los 21 millones de residentes de Florida, y muchos de los estados adyacentes de Georgia y Carolina del Sur, estaban bajo advertencias de huracán y otros avisos relacionados con tormentas. En los tres se emitieron declaraciones estatales de emergencia.

Los meteorólogos habían advertido de “impactos catastróficos de inundaciones por marejada ciclónica” y “vientos destructivos” con amenaza para la vida en las costas floridanas. Los vientos con fuerza de huracán se extienden hasta un radio hasta 35 kilómetros desde el centro, precisó el centro

Idalia podría traer de 10 a 20 centímetros de lluvia en algunas áreas.

En el estado, al menos 28 de los 67 condados están bajo aviso de evacuación obligatoria y las autoridades han pedido a los cientos de miles de habitantes del área del Big Bend extremar precauciones para evitar consecuencias mortales.

Después de tocar tierra, el NHC pronostica que Idalia girará hacia el noreste y este-noreste, moviéndose cerca o a lo largo de las costas de Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte a última hora de este miércoles y mañana jueves.

Idalia debería debilitarse mientras más avance tierra dentro y se espera que emerja de la costa sureste de Estados Unidos temprano el jueves para seguir camino al este hasta finales de semana.

Respuesta gubernamental

DeSantis, quien busca la nominación republicana de cara a las elecciones presidenciales de 2024, puso a un lado las diferencias con el presidente demócrata Joe Biden ante la seriedad de la situación. El martes en la Casa Blanca, Biden, dijo que él y el gobernador de Florida estaban “en contacto constante” sobre los preparativos para la tormenta.

El huracán Idalia sigue su curso hacia el norte de Florida, tras tocar tierra en Tampa

Biden tiene previsto hablar sobre los esfuerzos del gobierno en respuesta a los huracanes y otros fenómenos climáticos más tarde este miércoles.

La directora de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA en inglés), Deanne Criswell, dijo el miércoles por la mañana que más de 1.000 miembros del personal de los equipos de evaluación rápida de la organización estaban listos para evaluar los daños tras el paso de la tormenta.

Criswell también advirtió a los residentes de las vecinas Georgia y Carolina del Sur que estén preparados y escuchen a los funcionarios locales.

“El tiempo dirá qué tan malo es… y podríamos tener más” tormentas, insistió, añadiendo que ha sido “una temporada de huracanes muy activa”.

Criswell había advertido el martes que “muy pocas personas pueden sobrevivir estando en el camino de una marejada ciclónica importante y esta tormenta será mortal si no nos apartamos del peligro y la tomamos en serio”.

Fuente: Voz de América