RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Asesor de Milei contactó a Mahuad para la dolarización

Emilio Ocampo, un reconocido economista argentino que forma parte del equipo de trabajo del candidato a la Presidencia de ese país, Javier Milei, contactó al exmandatario ecuatoriano, Jamil Mahuad, para conversar sobre la dolarización, un proceso que el aspirante a la Casa Rosada ha planteado para frenar la inflación en Argentina.

En un entrevista con el diario La Nación, que fue publicada este domingo 3 de septiembre, Mahuad se refiere a lo que significó para Ecuador el cambio del sucre al dólar estadounidense; el rol que tuvo el exministro de Economía de la Administración de Carlos Menem, Domingo Cavallo, en la dolarización de Ecuador; y el contacto que tuvo con Ocampo.

Con respecto al primer punto, Mahuad comparó la transformación de la moneda con “un trasplante de hígado”. Dijo haber tenido un plan compuesto de tres aspectos: lo técnico, lo social y lo político. No obstante, fue este último punto lo que le jugó en contra, pues once días después de integrar el dólar al sistema ecuatoriano, Mahuad fue derrocado.

Sobre Cavallo, a quien Mahuad le dice “Mingo”, dijo que lo considera una persona con experiencia y que sin su colaboración Ecuador hubiese implementado “muy mal” la dolarización. En ese sentido, mencionó que está dispuesto a “devolver la ayuda” que recibió de Cavallo.

Y sobre Ocampo señaló que es “un economista serio” con el que ya ha trabajado.

A finales de la década de los noventa, la economía ecuatoriana atravesaba una crisis tan profunda que la dolarización fue planteada como la última carta para salvar al país que estaba a la deriva, con una hiperinflación que llegó al 96 % y una moneda nacional, el sucre, completamente devaluada.

En América Latina, además de Ecuador, El Salvador, Panamá y Puerto Rico manejan dólares estadounidenses.

El economista libertario Javier Milei, el candidato más votado en las elecciones primarias de agosto pasado, propone cerrar el Banco Central argentino y dolarizar la economía, un proceso que cree que podría llevar entre 9 y 24 meses hasta la circulación cotidiana del dólar estadounidense en la calle. (DIARIO CORREO)