RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Estudiante denuncia caso de presunto acoso de docente en universidad

Cuenca.- La estudiante Emilia, de 23 años, denuncia un caso de acoso y violencia cometido presuntamente por un docente en la Universidad del Azuay (UDA).

Ella sostiene que el acoso sexual sucedió en un aula y en hora de clases. La estudiante universitaria señala que puso el caso en conocimiento de la Junta Cantonal de Protección de Derechos y fue concedida una boleta de auxilio y orden de restricción de acercamiento a favor de estudiantes mujeres de la universidad de Cuenca y de la Universidad del Azuay.

Pero, durante la judicialización, un juez de la Unidad de Violencia revocó estas medidas y únicamente quedoó vigente la boleta de auxilio a favor de Emilia.

La joven considera que los casos de violencia serían sistemáticos y que habrían afectado a estudiantes por más de 30 años.

“Hoy soy la cara de las voces que han sido silenciadas”, expresó la estudiante. Pide a todas las personas afectadas que denuncien en el caso de haber sido afectadas por un hecho similar.

Espera que el reclamo llegué más allá de únicamente medidas administrativas en contra del docente implicado. Detalla que él sigue en funciones en la universidad de Cuenca, pero ya no da clases en la UDA.

Emilia tiene el apoyo de representantes estudiantiles y de colectivos de derechos humanos. El fin es pedir a las universidades que dejen de cubrir a los considerados como agresores.

“Mi testimonio es la prueba más grande que puede existir”, menciona la joven universitaria.

Micaela Astudillo, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad del Azuay, señaló que apoya a Emilia por el caso de presunta violencia que se suscitó dentro de las universidad. Se ha dado el acompañamiento a la afectada para que pueda salir de este círculo, menciona.

De igual forma, una fundación aliada está colaborando con acompañamiento psicológico y judicial para que los estudiantes se sientan seguros. El objetivo es que bajen los casos de violencia en las instituciones de educación. No queremos que suceda ningún caso más de violencia en ninguna institución, señaló Astudillo.

De su parte, Ronnie Urdiales, vicepresidente Federación de Estudiantes de la Universidad del Azuay, explicó que se ha presentado un oficio a las autoridades de la universidad condenando y mostrando su posición por el caso de Emilia, quien vivió un acto de aparente acoso y violencia que es inadmisible dentro de las aulas.

Tienen que saber que nosotros somo la voz de los estudiantes que no pueden denunciar. Apoyamos y reconocemos la valentía de Emilia para denunciar este caso. Vamos a estar pendientes del proceso de investigación y los resultados, detalló Urdiales.

Ayer, hubo un plantón en las afueras del Complejo Judicial de Cuenca protagonizado por estudiantes universitarios para pedir a las autoridades que lo sucedido con Emilia no quede en la impunidad.

DATO

La Junta Cantonal de Derechos dio una boleta para las estudiantes de la Universidad del Azuay y Estatal de Cuenca, sin embargo, estas fueron revocadas y la boleta de auxilio quedó vigente únicamente para Emilia. (FABIAN ORELLANA – DIARIO EL MERCURIO)