RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Segundo debate presidencial en Argentina: ¿quién ganó?

BUENOS AIRES.- El segundo debate presidencial se desarrolló en Buenos Aires este domingo. Javier Milei, de La Libertad Avanza; Patricia Bullrich, de Juntos por el Cambio; Sergio Massa, de Unión por la Patria; Juan Schiaretti, de Hacemos por Nuestro País; y Myriam Bregman, del Frente de Izquierda Unidad, volvieron a medirse cara a cara, esta vez en la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Con ejes temáticos diferentes a los de la semana anterior, los candidatos presidenciales expusieron sus ideas e intercambiaron réplicas, de cara a las elecciones de octubre.

El evento se dividió en tres bloques: Seguridad, Trabajo y producción, Desarrollo humano, vivienda y protección del ambiente y preguntas entre los cinco candidatos.

“Fue un debate más atractivo que el primero, mucho más picante, más agudo y más propositivo”, opina Carlos Fara. Sobre Patricia Bullrich dice que fue “la que más mejoró su desempeño”.

Según el analista, la candidata de Juntos por el Cambio, exministra de Seguridad durante la gestión de Mauricio Macri, tenía uno de los temas de este encuentro “servido”: Seguridad, justamente.

“Estuvo mucho más afinada, quizás excesiva, en pegar a diestra y siniestra. No creo que este debate modifique la intención de voto, pero eventualmente puede servirle para fidelizar el voto propio que, hasta acá, podía estar diluido”.

Respecto a los otros dos candidatos con mayor intención de voto, Fara considera que Sergio Massa fue “astuto para ser propositivo, devolver golpes y salir bien de las situaciones en las que buscaban encerrarlo”.

Y en cuanto a Milei: “Claramente no se destaca en esto”, reflexiona. “Fue a buscar un empate. De a ratos no tuvo las respuestas acertadas, no estuvo preciso, no fue un hábil declarante”. Sin embargo, el analista no cree que pierda votos por su desempeño.

Conclusión de Carlos Fara: “No creo que nadie haya sacado ventaja ni que haya habido un ganador”.

El politólogo Juan Negri opina que “Los debates no tienen un efecto dramático en el voto”, y más bien “solidifican tendencias en la discusión y dinámicas de campaña”.

Sobre Patricia Bullrich coincide con Fara en que la vio mucho más enfocada y concentrada: “Focalizada en polarizar con Massa para llegar a segunda vuelta”. Sin embargo, considera que “viene de atrás” y que debería haber sido más disruptiva y no lo fue.

“Diría que los perdedores son los que vienen de atrás y no logran revertir la tendencia”, reflexiona y agrega a Bregman y a Schiaretti a ese grupo, aunque al no ser candidatos con un caudal de votos decisivo, no resulta determinante.

Respecto de Milei, Negri no lo considera un ganador, pero dice que “si bien no gana por sus habilidades retóricas, al no equivocarse ni perder la calma, se favorece porque no hay un cambio de tendencia”.

A Sergio Massa lo vio muy presidenciable y aplomado: “El chico que se porta bien de la clase”. Según la mirada del analista, se paró en el lugar de “soy el adulto del cuarto”.

Conclusión de Juan Negri: “No veo que haya un ganador ni tampoco alguien que haya quedado fuera de juego”.

Federico Aurelio, sobre Patricia Bullrich dice que “volvió a ser la que todos conocen: más suelta, más natural, con la vehemencia que suele tener públicamente en los últimos años”.

De acuerdo al analista, esta mejora en la performance de Bullrich sin dudas va a ser vista con mejores ojos por el electorado que busca un cambio más profundo. “Le puede servir para el votante de Cambiemos que haya votado en ese espacio en las primarias y que ahora esté pensando en votar a Milei”, explica.

Sobre Sergio Massa opina que “tuvo una buena actuación personal, mostrando que es quien más conoce el Estado y presentando propuestas”, pero agrega que recibió críticas por parte de todos los presentes. “Lo hacen cargo de la realidad actual y de la responsabilidad de ser Gobierno. No queda lo suficientemente bien posicionado después de tanta crítica al unísono”, reflexiona.

Sobre Myriam Bregman, la candidata de izquierda que en el debate anterior generó reacciones en redes con latiguillos como “gatito mimoso” –una chicana [argucia] que lanzó a Javier Milei–, opina que parte del golpe de efecto de la semana pasada fue la sorpresa y que en la repetición pierde esa novedad. De todas maneras, la considera una gran oradora.

Conclusión de Federico Aurelio: “La principal diferencia de este debate con el anterior fue el desempeño de Patricia Bullrich. No sabemos si va a ser suficiente como para que los votantes de Juntos por el Cambio vuelvan”. (DIARIO CORREO)