RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Cinco perros, una fauna salvaje, otros altercados… Lo que se sabe sobre la muerte de la joven atacada por una jauría en Zamora

Lo que iba a ser un paseo tranquilo por el campo se convirtió en un auténtico infierno. Este lunes por la tarde, una joven enfermera de 27 años, A.C.G., perdía la vida en Zamora después de sufrir el brutal ataque de una jauría de perros de pastoreo en un camino entre las localidades de Roales del Pan y La Hiniesta.

Los hechos ocurrieron en torno a las 18.20 horas, cuando la joven estaba paseando por el camino que une las dos localidades, momento en el que los canes, sueltos y sin supervisión, corrieron hacia ella para atacarla. “Vamos a esclarecer los hechos y estar del lado de la familia”, ha manifestado a los medios el alcalde de Roales, David García Montes, que se ha mostrado desolado por lo sucedido: “Como alcalde y como padre, esto te rompe la vida”. Pero, ¿qué se sabe y qué no se sabe sobre el ataque?

A la espera de la autopsia 

Según fuentes de la investigación, A.C.G. iba sola de paseo y fue su madre quien la encontró inconsciente cuando ya había sufrido el ataque. La mujer comunicó telefónicamente lo ocurrido al padre, que a su vez dio aviso a los servicios de emergencias y a la Guardia Civil sobre las 18.19 horas.

Hasta el lugar se desplazaron una UVI móvil y personal sanitario, que únicamente pudo confirmar el fallecimiento de la víctima, cuyo cadáver se levantó sobre las nueve de la noche tras la intervención de una comisión judicial que investiga las circunstancias del suceso. El cuerpo sin vida fue remitido al Instituto Anatómico Forense de Zamora donde se realizará la autopsia. 

Una llamada de socorro

Según detalla La Opinión de Zamora, fuentes de la investigación, la joven atacada solo tuvo tiempo de hacer una llamada telefónica a su madre pidiendo auxilio: “¡Mamá, que vienen los perros, que vienen los perros!”. La llamada se cortó poco después.

Los padres de la chica están recibiendo ayuda de un equipo de la Junta de Castilla y León especializado en dar apoyo emocional a los familiares de víctimas de tragedias.

Uno de los perros, sin microchip

Los perros que atacaron a la joven zamorana son tres mastines adultosdos canes de carea adultos y dos cachorros de esa última raza, muy usados en labores de pastoreo en zonas rurales. Todos ellos estaban sueltos y sin la supervisión del propietario.

Hasta el momento, no constaba ninguna denuncia formal por otros ataques de estos canes, pero según las últimas informaciones del mencionado medio localel juzgado cuenta con otros casos documentados sobre estos mismos perros por perseguir e incluso intentar a atacar a paseantes y ciclistas.

Según la delegada de Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, de los cinco perros adultos, “cuatro tienen el microchip y el quinto no y se investiga la edad exacta que tiene para determinar si debería llevarlo o no”. 

Testimonios y ataques de lobos

Según testimonios recogidos por La Opinión de Zamora, un grupo de mujeres tuvo que huir el pasado sábado en el mismo lugar tras ser perseguidas por unos perros, una situación que se habría repetido en otras ocasiones las últimas semanas. 

Por el contrario, el alcalde de Roales ha reiterado que desde el Ayuntamiento no tenían constancia de denuncias contra el pastor, aunque ha apuntado al hecho de que podría ser que no hubiera quejas porque los cánidos pertenecen al municipio de la Hiniesta. 

El primer edil, que ha hecho hincapié en que el comportamiento de los cinco canes no es habitual en esas razas, también ha señalado que estos perros se han vuelto, con el tiempo, “más agresivos debido a los constantes ataques de lobos“. “Aquí tenemos una fauna salvaje mucho más fuerte, sobre todo hay lobos y el lobo altera el normal comportamiento de estos animales”, ha agregado.

¿Homicidio imprudente o accidente?

La Guardia Civil trata ahora de dilucidar el estado de los perros en el momento del ataque, lo que podría ser decisivo a la hora de determinar si se trata de un homicidio imprudente o solo un accidente. De momento, el propietario de los canes ha prestado declaración este martes en los juzgados durante una hora en calidad de investigado, pero sigue en libertad. En caso de tratarse de homicidio imprudente, el hombre podría enfrentarse hasta a 15 años de cárcel.

“La Guardia Civil está investigando y dilucidando responsabilidades. Los perros están en cuarentena y serán puestos a disposición judicial para que determinen el destino de los mismos”, ha indicado Barcones.

Fuente: 20minutos.es