RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Fluminense conquista su primera Copa Libertadores

Fluminense conquistó este sábado su anhelado primer título en la Copa Libertadores al imponerse por 2-1 a Boca Juniors, en una final que se extendió a la prórroga en el mítico estadio Maracaná, en Río de Janeiro. El conjunto argentino revivió, como hace cinco años en Madrid, la frustración de perder una final del torneo.

Germán Cano (36’) adelantó a los brasileños con un preciso derechazo en el área luego de abrirse espacio ante la marca rival.

Luis Advíncula (72’) marcó el empate de los argentinos con un magnífico remate desde el borde del área en medio de varios adversarios.

El ‘Flu’ arrancó con más fuerza el tiempo extra y John Kennedy (99’) anotó el gol determinante con un preciso disparo a la esquina. El atacante, que estaba amonestado, se excedió en los festejos con los aficionados y al recibir la segunda tarjeta fue expulsado.

Los ‘Xeneizes’ también se quedaron con 10 jugadores por la roja a Frank Fabra (105+7’) tras reaccionar con un manotazo ante un rival. El juez se respaldó en el VAR para cambiar la amarilla inicial mostrada al volante.

Fluminense, que en 2008 perdió la final del torneo ante Liga de Quito, resistió en el tramo final para conquistar su primer trofeo en la competición.

Precisamente, el ‘Flu’ chocará contra el equipo ecuatoriano en la Recopa Sudamericana.

LA COPA ES ‘TRICOLOR’: FLUMINENSE, CAMPEÓN DE LA LIBERTADORES

Boca Juniors y Fluminense se citaron en la gran final única de la Copa Libertadores, jugada en el estadio Maracaná de Río de Janeiro. El resultado final fue 2-1 a favor de los brasileños.

Los locales se pusieron adelante a los 56′ con gol de Germán Cano; el argentino venció a ‘chiquito’ Romero con un disparo rasante. El empate cayó en la parte complementaria por intermedio de Luis Advíncula, el cual vulneró el arco ‘tricolor’ con un fuerte disparo de media distancia, a los 72′. Tras el empate en los 90′, el duelo se fue a los alargues.

Ya en el tiempo extra, Fluminense se volvió a poner en ventaja a los 101′ con un golazo de Jhon Kennedy, a los 101′.

Tras el gol, su autor, Kennedy salió expulsado por festejo excesivo, situación que no pudo aprovechar Boca y por el contrario también se quedó con uno menos, por la expulsión de Frank Fabra por agresión.

En la parte final, el partido se convirtió un un monólogo de Boca que buscó por todos los medios el gol del empate, pero Fluminense defendió con orden su ventaja hasta el pitazo final. (DIARIO CORREO)