RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Agente del GOE es asesinado en un allanamiento, en Pelileo

En el cantón Pelileo, provincia de Tungurahua, hay indignación tras la muerte de un agente del Grupo de Operaciones Especiales (GOE).

El uniformado fue asesinado en medio de un allanamiento en un domicilio donde se presumía se almacenaba droga y armas.

Según informa la prensa nacional, un ciudadano de nacionalidad extranjera disparó contra el agente hiriéndolo de gravedad.

Posteriormente lo trasladaron hasta una casa de salud en Ambato donde perdió la vida.

La víctima es el al sargento Wilson Ortiz.

Tras el suceso, en Pelileo se activó la Junta del Campesinado, que exige la salida inmediata de ciudadanos extranjeros.

Decenas de personas se concentraron afuera del sitio donde el agente del GOE murió, como protesta.

Al cuerpo del sargento lo trasladado hasta el Centro Forense de Ambato.

El comandante de Policía, César Zapata, lamentó la muerte del uniformado en su cuenta de X.

La Policía informó que tras el operativo un delincuente resultó abatido y otros cinco quedaron detenidos.

Otros casos

Se trata del cuarto agente asesinado en menos de una semana.

El pasado 9 de noviembre, un Policía de Chimborazo también murió asesinado en Quevedo.

El uniformado, José Gabriel Callay Lara, era oriundo del cantón Guano, provincia de Chimborazo.

En ese cantón de la provincia de Los Ríos, delincuentes también acabaron con otro agente que estaba a punto de ingresar a su vivienda.

Además, el cabo segundo de Policía Víctor Lombeida Jiménez fue torturado y asesinado en Babahoyo, el uniformado era cabo segundo de la Policía Nacional. Comuneros lo hallaron. (EL DIARIO)

Policía aprehendió a sospechoso de muerte violenta en Píllaro

La Policía Nacional del Ecuador, a través de la Subzona Tungurahua y la Jefatura Provincial de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased), aprehendió a un ciudadano sospechoso de ser el causante de una muerte violenta en el cantón Píllaro. El hecho, ocurrido el domingo 12 de noviembre, se produjo al interior del domicilio de la víctima, en el barrio Chacata El Carmen.

Luego de la alerta al 9-1-1, servidores policiales de la Dinased se movilizaron al sitio del suceso, encontrando en una de las habitaciones el cuerpo sin vida de José J., de 57 años, que presentaba varias heridas producidas por un arma blanca (cuchillo) y heridas contusas y cortantes, que fueron presumiblemente causadas por el golpe de un objeto contundente. Al sitio arribó el Fiscal de turno, quien dispuso el levantamiento del cadáver hasta el Centro Forense de Tungurahua, para la autopsia de ley.

Con los trabajados ejecutados en la escena del crimen, como entrevistas con familiares y vecinos, seguimiento de las cámaras del domicilio y el levantamiento de indicios asociativos, previo a la coordinación con el Fiscal, agentes investigativos procedieron a la inmediata aprehensión del ciudadano José J., de 31 años, como único sospechoso del delito de muerte violenta, a quien se observó en las cámaras de videovigilancia entrar y salir del domicilio el tiempo que se habría producido el hecho. Asimismo, se corroboró que las seguridades del domicilio no fueron violentadas.

Como otros indicios recabados por la Policía están las prendas de vestir de José J., con las que ingresó a la vivienda, y que presentaban máculas de color marrón, presumiblemente sangre, además de fragmentos de vidrio.

La tarde del lunes 13 de noviembre se desarrolló la audiencia de formulación de cargos, en la que el Juez Multicompetente de Tungurahua aceptó el pedido de Fiscalía de prisión preventiva del sospechoso y ordenó el inicio de la instrucción fiscal, bajo el presunto delito de asesinato.

El Crnl. de E.M. de la Policía Nacional, Renán Miller Rivera, Comandante de la Zona 3, que informó en rueda de prensa de este hecho junto al Comandante de la Subzona y al Jefe Provincial de la Dinased, dio a conocer que en lo que va del año se han registrado 28 muertes violentas en Tungurahua, a diferencia de 2022, cuando en todo el año se presentaron 41 delitos de este tipo.

SgoP. Wilson Ortiz Cevallos, héroe policial que ofrendó su vida en el cumplimiento del deber

La tarde de este martes 14 de noviembre, el sargento primero Wilson Ortiz Cevallos, perdió la vida durante un operativo en la ciudad de Pelileo, provincia de Tungurahua, en la que se ejecutó un allanamiento en un inmueble, donde se liberó a una víctima de secuestro. Además se halló un arma de fuego y sustancias catalogadas sujetas a fiscalización.

En el operativo se produjo un enfrentamiento entre policías y varios antisociales, donde el uniformado resultó herido de gravedad, fue trasladado a una casa de salud en la que confirmaron  su deceso. Asimismo, el presunto infractor  fue abatido, en el lugar se encontró el arma de fuego con la que el antisocial disparó al policía.

De igual manera, la ciudadana, quien la noche anterior habría sido secuestrada en otro cantón de la misma provincia, fue liberada y puesta a buen recaudo.

Dentro de esta intervención, se logró la aprehensión de cinco personas, mismos que fueron puestos a órdenes de la justicia.

El sargento Ortiz tenía 41 años de edad y 21 años de servicio en la Institución, era oriundo de la ciudad de Ambato y prestaba sus servicios en el Grupo de Operaciones Especiales (GOE); deja en la orfandad a dos hijos.

Los más de 58 mil damas y caballeros de la paz, extienden sus sentidas condolencias a toda su familia, amigos y compañeros. Que su memoria perdure como ejemplo de servicio, valentía y nobleza.

La Policía Nacional seguirá enfrentando con determinación a la delincuencia, instamos a las autoridades a actuar con la mayor rigurosidad, para que estos hechos no queden en la impunidad; la muerte del sargento Wilson Ortiz deja un profundo dolor en las filas policiales, pero también, la convicción de continuar firmes en nuestra misión de velar por la seguridad ciudadana y el orden público.

“Cuando la vida de un policía se apaga, no sólo pierde su familia y la Institución; pierde el país, perdemos todos”.

¡Hasta siempre, héroe policial!