RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Daniel Noboa recibió los informes sobre el crimen organizado en el país

QUITO.- El presidente electo Daniel Noboa Azín participó de una primera reunión reservada del Consejo de Seguridad Pública (Cosepe), a la que había decidido acudir sin el equipo que lo acompañará en las acciones de política en materia de seguridad ciudadana.

Luego de 28 días se instaló una reunión del Consejo de Seguridad Pública a la que invitó el presidente de la República saliente, Guillermo Lasso, a su par entrante, Daniel Noboa, como parte de un proceso de transición de mandato.

El Palacio de Gobierno estaba resguardado por mallas metálicas y decenas de efectivos policiales y militares, para este concilio que se extendió por cuatro horas en el salón de Gabinetes, en Quito, en el que participaron los integrantes del gabinete de régimen de Lasso y a la que llegó Noboa minutos antes del mediodía de este 14 de noviembre.

Pero Noboa llegó solo, sin su grupo de trabajo para conocer el diagnóstico de cómo está operando el crimen organizado y cómo lo está enfrentando el Estado.

A la cita, asistieron, el vicepresidente Alfredo Borrero; los ministros de Gobierno, Henry Cucalón; del Interior, Juan Zapata; de Defensa, Luis Lara; de Relaciones Exteriores, Gustavo Manrique; el secretario de Seguridad, Wagner Bravo; el comandante de la Policía Nacional, César Zapata y de las Fuerzas Armadas, Nelson Proaño, el secretario del Centro de Inteligencia Estratégica (CIES), Fausto Cobo.

De otras funciones del Estado, el presidente de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), Iván Saquicela; el presidente del Consejo de la Judicatura, Wilman Terán; por la Función de Transparencia y Control Social, César Córdova, quien es defensor del Pueblo encargado.

De esa forma, a nueve días de que sea oficialmente posesionado en el cargo en la Asamblea Nacional, Daniel Noboa mantiene bajo sigilo a quienes serán su secretario de Inteligencia Estratégica, su ministro de Defensa y, deberá definir si mantendrá la Secretaría de Seguridad, pues no se descarta que fusione los ministerios del Interior y de Gobierno, que Lasso dividió a inicios del 2022.

En el centro de la mesa, se ubicó Guillermo Lasso y lo saludó de mano sin más. Luego del impasse que tuvieron vía X en la mañana.

Pese al impasse, Noboa llegó puntual al encuentro y tomaba notas de los informes que daban los comandantes de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, así como las propuestas y preocupaciones que hacían Lasso, Iván Saquicela y Wilman Terán, sobre la inseguridad ciudadana y el abuso de las acciones de protección.

Mientras tanto, en otro espacio del mismo Palacio presidencial, la futura ministra de Gobierno de Noboa, Mónica Palencia se empapaba del estado situacional de los ministerios de Gobierno y del Interior, en reuniones que mantuvo con sus titulares Henry Cucalón, Juan Zapata y con un equipo de transición.

Ella no había entrado a la reunión del Cosepe y salió de Carondelet mucho antes que Noboa. Aunque llovía aceptó hablar con los periodistas, pero evitó dar cualquier detalle de la información que recibió.

Su postura respondía a una solicitud que había hecho el presidente electo; empero, aclaró que una fusión entre los ministerios de Gobierno y del Interior, será «una decisión que tomará en su momento el presidente electo», dijo Palencia, que evaluó como fructíferos y transparentes los diálogos.

Ofreció que trabajarán en una gestión de «acción», frente a las cifras oficiales que reveló el ministro Juan Zapata, de que el 91% de los homicidios se relacionan con el crimen organizado y se concentra en seis provincias del país, esencialmente en la región costera.

De la sesión del Cosepe no se conoció ningún detalle, pero Noboa debe alistar, además un titular del Servicio Nacional de Atención a Personas Privadas de la Libertad (SNAI) frente a la crítica situación carcelaria del país.

Este miércoles, el presidente electo y su binomio, Verónica Abad Rojas, recibirán del Consejo Nacional Electoral (CNE) sus credenciales que los acreditan como autoridades electas en los comicios presidenciales anticipados de segunda vuelta del 15 de octubre, que fueron producto de la disolución de la Asamblea Nacional, decretada por Lasso en mayo pasado.

Está previsto que la posesión en el hemiciclo legislativo se realice el 23 de noviembre para arrancar un periodo de funciones de 18 meses. (DIARIO CORREO)