RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Daniel Noboa y Verónica Abad se reencuentran en un evento público tras 142 días

Los próximos presidente y vicepresidenta de Ecuador no aparecían juntos en el mismo lugar desde el 26 de junio, cuando tuvieron un mitin político en Cuenca.

Daniel Noboa y Verónica Abad, quienes recibieron sus credenciales como presidente y vicepresidenta de Ecuador este miércoles 15 de noviembre, no aparecían juntos públicamente en el mismo lugar desde hace 142 días.

Su último encuentro fue a mediados del año, durante un recorrido y un mitin político que tuvieron juntos en Cuenca el 26 de junio, como constan en sus redes sociales.

Posterior a ese día, no aparecieron juntos en ningún evento, como los cierres de campaña de la primera y segunda vuelta, o en los días de elecciones.

Por ejemplo, el 15 de octubre, cuando se proclamó la victoria del binomio de ADN, Noboa estuvo en Olón, Santa Elena, mientras que Abad supervisaba los resultados en el centro de mando del Consejo Nacional Electoral (CNE) en Quito.

Tampoco tuvieron apariciones públicas después de los comicios, dedicándose a distintas actividades, como visitas a otros países o reuniones relacionadas a su próxima administración.

El camino a la presidencia está lleno de traiciones, afirma Noboa

En la entrega de credenciales, Noboa tuvo una intervención que no superó los siete minutos. Se describió como una persona que habla poco, “pero espeso” en todos sus discursos.

Allí agradeció a las personas que lo acompañaron durante la contienda electoral, y su padre, Álvaro Noboa, quien participó cinco veces como candidato a la Presidencia.

Agregó que su propuesta se caracterizó desde el inicio como un proyecto de paz, y que también estaba a favor del desarrollo, del empleo y de la seguridad.

Indicó que nunca estarán a favor de la impunidad. “Jamás estaremos apoyando a fuerzas políticas o individuos que quieran violentar la Constitución, así de sencillo”, afirmó. Asimismo, apuntó que tocarán fibras sensibles de grupos de poder de grupos “que han estado enquistados con corrupción en el Estado por décadas”.

Con respecto al trayecto por el que ha pasado en los últimos meses, contó que “el camino hacia la presidencia de la República también tiene traiciones. Muchas veces de gente que uno ni siquiera espera, que uno escoge”.

Concluyó su discurso indicando que su firmeza y convicción tiene como única meta el progreso de todos los ecuatorianos. (ECUAVISA)

Daniel Noboa y Verónica Abad se reencuentran en un evento público tras 142 días