RADIO COLOSAL

1040 AM HD

El certificado de Ministerio de Trabajo impidió a Patricio Carrillo estar en la primera sesión del pleno

Nataly Morillo, asambleísta alterna de Carrillo, asume temporalmente su curul, mientras el exminstro del Interior logra poner en orden su carpeta de requisitos.

Patricio Carrillo, asambleísta nacional electo por Construye, no asistió a la primera sesión de la Asamblea para tomar posesión de su cargo, ni tampoco presentó los documentos habilitantes, por lo que su alterna, Nataly Morillo, fue principalizada.

En su camino a la Asamblea, el exministro del Interior ha enfrentado diversas dificultades derivadas del juicio político que tuvo que afrontar durante su gestión en esa Cartera de Estado. Entre esas, el principal freno lo puso el ministerio de Trabajo, el pasado 24 de agosto de 2023, cuando certificó que Carrillo registra impedimentos legales para ejercer cargos públicos.

Frente a ello, el 15 de noviembre, Carrillo presentó una solicitud de medidas cautelares para poder asumir su cargo como legislador. Sin embargo, no se emitió una resolución hasta la instalación de la sesión. En un comunicado emitido hoy, Carrillo lamentó la falta de celeridad por parte de la justicia en la respuesta a sus solicitudes.

Aquí una línea de tiempo de los hechos en los últimos meses.

Línea de tiempo: juicio político, elecciones e impugnaciones

Para comprender la ausencia de Carrillo en la sesión inaugural es necesario retroceder varios meses, específicamente a febrero de 2023, cuando ocupaba el cargo de ministro del Interior y fue censurado por el anterior Legislativo con 105 votos en contra.

La mayoría opositora, encabezada por el correísmo, determinó que Carrillo había incumplido sus funciones en la represión de las movilizaciones de junio de 2022 y por sus acciones en relación con el femicidio de la abogada quiteña María Belén Bernal, de 34 años, ocurrido el 11 de septiembre de 2022, en la Escuela Superior de Policía en Pusuquí. También se lo responsabilizó por la violencia registrada en varios centros de privación de libertad del país.

Las trabas continuaron. El miércoles 20 de septiembre de 2023, varios legisladores electos por la RC interpusieron en la Unidad Judicial Norte de Quito una acción de protección con medidas cautelares para evitar que el exministro del Interior accediera al Parlamento, pero la solicitud fue denegada.

A pesar de ello, el 13 de noviembre, Carrillo participó en la entrega de credenciales a los asambleístas nacionales. (ECUAVISA)

Meses después, en mayo de 2023, el presidente saliente Guillermo Lasso decretó la muerte cruzada. Entonces, Carrillo anunció su candidatura a la Legislatura por el movimiento Construye junto al presidenciable Fernando Villavicencio Valencia, quien fue asesinado el pasado 9 de agosto en Quito.

Pronto llegaron las primeras trabas. En su contra, la Revolución Ciudadana (RC) presentó un recurso subjetivo acusándolo de incumplir con una serie de requisitos legales, entre esos, haber sido censurado en la Asamblea cuando era ministro.

El caso se tramitó en el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) e inicialmente lo archivaron por falta de legitimación activa. No obstante, Marcela Aguiñaga Vallejo, expresidenta de la RC, apeló y el Pleno ordenó que el proceso vuelva a ser tratado. Sin embargo, la candidatura del exministro fue validada y participó en los comicios.

En los comicios, Carrillo resultó victorioso. El excomandante general de la Policía Nacional obtuvo el 20,66% de los sufragios, siendo el segundo candidato más votado, después de Pierina Correa de la RC.

Pero su alegría del triunfo fue breve. Días más tarde, el 24 de agosto de 2023, el Ministerio del Trabajo certificó que sobre él pesa una prohibición de ejercer un cargo público. La institución alegó que Carrillo tiene impedimentos legales porque fue destituido por la Asamblea Nacional.

Según la última reforma de 2020, a la Ley Orgánica de la Función Legislativa (LOFL), el artículo 85 establece que, con la censura y destitución en juicio político, “el censurado no puede acceder a cualquier cargo público durante los siguientes dos años”.

De acuerdo a abogados constitucionalistas, el Consejo Nacional Electoral (CNE) calificó su candidatura argumentando que Carrillo no presentaba ninguna inhabilitación o prohibición para postularse. Sin embargo, el impedimento real se refiere a ejercer el cargo.

En resumen, el exministro podía participar en la contienda e incluso resultar victorioso, pero no ejercer el cargo.