RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Mataron a un policía y tres civiles en dos night clubs de Los Ríos

Mataron a un policía y tres civiles en dos night clubs del cantón Urdaneta en Los Ríos, los hechos violentos se registraron la tarde de este lunes.

Dos centros de diversión nocturna para adultos se convirtieron en el escenario de hechos sangrientos. A los locales de la vía Ricaurte-Caluma llegaron sujetos armados y terminaron con la vida de cuatro personas.

En el primer atentado, de acuerdo a testigos, varios sicarios con fusiles irrumpieron en el sitio y mataron a un hombre.

Los sujetos se disponían a abandonar el lugar, pero antes de irse terminaron con la vida de otra persona que estaba cerca de la salida.

De acuerdo a personas que presenciaron este hecho violento, durante el ataque, el teniente de Policía Iván Yunga habría salido del patio de otro local con la intención de contener a los criminales. Pero el uniformado fue asesinado por los sujetos.

Además, los proyectiles alcanzaron a un hombre de 24 años que también estaba en el sitio. Se conoció que se trataba de un ingeniero agrónomo que recién había llegado al lugar.

Según testigos, el agente policial se encontraba de civil y él quiso evitar que los sicarios huyeras tras escuchar las detonaciones.

Mataron a un policía y tres civiles, se desconocen los motivos

Después de que sicarios mataron a un policía y tres civiles, al sitio llegaron agentes de la Policía Nacional. Asimismo, arribaron familiares de las víctimas.

Hasta el momento se desconocen las motivaciones que tuvieron los criminales para atentar contra la vida de estas cuatro personas.

Pero, La Policía investiga este y otros casos. Hace varios días se registró la muerte de otro uniformado. Ese hecho se suscitó en Babahoyo.

El uniformado apareció sin vida en una zona rural de la capital fluminense. El policía tenía huellas de tortura en su cuerpo.

Solo en la provincia de Los Ríos, en lo que va de noviembre, tres policías han perdido la vida en diferentes hechos violentos. Uno de ellos murió en Quevedo durante el robo de su teléfono móvil. (EL DIARIO)