RADIO COLOSAL

1040 AM HD

El dengue ‘golpea’ fuerte a la provincia de Manabí

La familia de Emilio Gabriel Moreira, de apenas 8 años, aún lamenta su fallecimiento a causa del dengue.

El escolar vivía en la parroquia Andrés de Vera, en Portoviejo, y su deceso se dio rápido, en cuestión de horas y por un mal manejo médico, señalaron sus familiares.

En Manabí, en este año, el dengue causa terror no sólo porque los casos prácticamente se han duplicado, (ya van 6.654 reportados, 3.627 más que en todo el 2022), sino que han muerto 9 personas por la tropical enfermedad, la mayoría menores.

Así lo dio a conocer Melva Morales, directora de Vigilancia Epidemiológica de la Coordinación Zonal 4 de Salud.

Con estas cifras, la provincia encabeza las estadísticas a escala nacional, seguida por Santo Domingo de los Tsáchilas (4.931) y Guayas (2.800), según datos del Ministerio de Salud Pública (MSP).

El médico Jorge Alfonso Chica, que atiende en su consultorio en la parroquia Charapotó del cantón Sucre, en cuya zona de influencia hay aguas estancadas y maleza, señaló que es notorio que en este año hay más casos.

Mencionó que en septiembre se vivió el pico más alto de casos, cuando atendía hasta 12 pacientes por semana, luego, en octubre bajó, pero ahora en noviembre empezó a subir y ya hay 5 casos semanales, dijo.

Recordó que en el año 2022 prácticamente no hubo casos, por lo que ahora deben estar prevenidos ante el inusitado incremento que no estaba en planes de nadie.

Lo grave del dengue

El médico también alertó de que hay muchas personas que se automedican para disminuir los efectos del dengue, lo cual es más peligroso que con cualquier otra enfermedad, pues explicó que el dengue baja las plaquetas de la sangre, las defensas.

Entonces, si una persona toma antiinflamatorios como ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco u otros, tendrá complicaciones.

Igual si toma antibióticos, pues recordó que el dengue es una enfermedad viral y debe tratarse con sus medicamentos específicos.

Por ello recomendó que cuando una persona presente fiebre alta, dolor de cabeza (sobre todo a nivel de ojos) y decaimiento, acuda directamente a un centro médico y no utilizar lo recomendado por un vecino o conocido que pasó algo similar.

“El problema es que como el dengue deja al paciente con las plaquetas bajas, puede ocasionar una hemorragia”, indicó.

Con ello coincide Melva Morales, quien señaló que hay que estar en alerta ante la evolución del enfermo y que los casos de dengue no siempre son hemorrágicos pero sí complicados, por lo que lo mejor es la hidratación, sobre todo con suero oral y medicarse sólo con lo que recetó el médico.

Recordó que en Manabí, “en el 2022 se registraron 3.027 casos y ahora vamos rumbo a los 7.000”.

Ella cree que esa cifra se va a superar debido a la velocidad con la que aumentan los contagios.

Detalló que el dengue es cíclico y cada cinco años hay incremento de casos, además las condiciones ambientales actuales, con cambios climáticos, inciden en que se presenten más casos, pues dijo que el calor genera más mosquitos Aedes aegypti que son los causantes del dengue.

Reproducción del mosquito

Manifestó que normalmente dicho mosquito se reproducía en 12 días, pero hay evidencia científica que se está reproduciendo en 7 a 9 días, es decir, en menos tiempo hay nuevas camadas, lo cual lógicamente va a aumentar las posibilidades de ser picado por uno.

Indicó que los cantones con más casos son Manta y Portoviejo, el primero ya tiene 1.892 casos, mientras que la capital ya suma 1.182, sin embargo, también mencionó que la mayor tasa por cada 10.000 habitantes la tiene Jipijapa, con 973 casos (115,34 % por cada 10.000 habitantes).

La explicación es que se trata de un cantón en el que la mayoría tiene recipientes con agua (donde se desarrolla el mosquito), ante la falta del líquido vital.

Y es que el agua es hábitat ideal del mosquito, por eso los médicos recomiendan no tener acumulada o almacenada en casas o alrededores.

“Muchas veces se cuidan sólo los tanques o tachos, pero no se dan cuenta de los floreros, techos, aguas estancadas en patios o en llantas de carros abandonadas”, señalan los técnicos que hacen brigadas de eliminación de vectores. (EL DIARIO)