RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Ríos vuelven ha estado ‘normal’

AZUAY.- Precipitaciones registradas desde la noche del viernes hasta la tarde de ayer, provocaron el aumento de los caudales de los ríos de Cuenca. De esta forma volvieron a su estado ‘normal’, particularmente el caudal del Tomebamba.

Este afluente tuvo un seguimiento diferenciado por ser el más afectado por la sequía hidrológica, término que hace referencia a la disminución de agua superficial y subterránea durante un lapso de tiempo específico y con lo que no se puede cubrir el suministro del líquido.

Luego de 79 días de mantenerse en estado de ‘sequía’, tuvo una recuperación que lo colocaba hasta ayer con un caudal de 7,69 metros cúbicos por segundo, a diferencia del menos de un metro cúbico por segundo al que registraban los profesionales que monitorean los caudales de los ríos en Cuenca.

Luego de la cifra histórica de 107 días de sequía hidrológica, la Empresa de Telecomunicaciones, Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (ETAPA EP) registró que los cuatro afluentes retomaron su estado ‘normal’.

El caudal del Yanuncay llegó a los 6,30 metros cúbicos por segundo, el Tarqui a 4,49 y el Machángara y 7,56.

No obstante, pese a la recuperación de los caudales de los ríos, Rigoberto Guerrero, administrador de Investigación y Monitoreo de la Red Hidrometeológica de ETAPA EP, señaló que diciembre y enero “no son meses tan lluviosos, pero al ser un año tan atípico se puede esperar que hayan cambios en las condiciones hidrológicas”.

El experto agregó que la alerta meteorológica del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) pronosticaba lluvias hasta este lunes y que, de manera posterior, iban a esperar para observar el comportamiento de las precipitaciones en la región.

En las redes sociales se publicaron imágenes de lluvias en el Cajas. Usuarios de las plataformas digitales dieron cuenta del registro de cerca de 20 centímetros de lluvia. (FCS)-(I)

Humedales: protección es algo urgente

Para Rigoberto Guerrero, especialista en hidrometeorología, si bien se tenían previstas la lluvias estos días recientes, no se puede bajar la guardia y dejar de cuidar el consumo de agua en la ciudad.

Más, entendiendo que existe un alto riesgo de perder humedales en las zonas altas. Para mantener el ecosistema estable, se requieren de nueve a 14 días de lluvias constantes para recuperar los humedales que ya se están secando debido al estiaje lo que representa un riesgo porque se pueden perder a futuro. (FABIAN CAMPOVERDE – DIARIO EL MERCURIO)