RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Quemó una iglesia para ir preso y tener comida

Quemó una iglesia para ir preso y tener comida y tener comida. El hecho insólito ocurrió en una localidad de Mendoza, Argentina.

Varios salones de la iglesia quedaron consumidos por el fuego después de que un hombre ocasionara un incendio en el templo la tarde del sábado, 16 de diciembre.

Aunque no hubo víctimas humanas, se registraron graves daños materiales en la infraestructura interna de la iglesia Sagrada Familia, ubicada en Guaymallén.

Después de cometer el acto vandálico, el autor se dirigió a una comisaría y confesó haber prendido fuego en el lugar. Lo extraño de este caso es que el sujeto pedía que lo detuvieran.

Él expuso que “en la cárcel me dan de comer”. Las autoridades identificaron al hombre como Sebastián Walter Cabrera Guardia. Finalmente, el sospechoso cumplió su objetivo porque cuando agentes se dirigieron a la iglesia constataron el flagelo.

Al llegar los elementos del cuerpo de bomberos del lugar, identificaron los daños causados en la iglesia y ejecutaron las tareas correspondientes.

Quemó una iglesia para ir preso y lo consiguió

El hombre, de 26 años, que quemó una iglesia para ir preso estará en prisión mientras las autoridades policiales y judiciales investigan este extraño suceso.

Por su parte, el personal encargado de la iglesia aún se encuentran asombrado por esta situación y esperan que se esclarezca. De acuerdo a medios argentinos, hace algún tiempo, se registró el caso de un hombre que quería ser detenido para estar lejos de su suegra.

El hombre pedía de favor a la Policía que lo detenga para no convivir con su allegada, él pedía estar preso por diez días, hasta que la madre de su esposa abandone el domicilio.

Ambos casos insólitos han trascendido a medios de comunicación internacionales y han desencadenado debates. Aunque la policía ha confirmado estos hechos muchos usuarios en redes sociales especulan de sobre su veracidad y creen que son falsos. (EL DIARIO)