RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Hombre cumplirá pena agravada por el homicidio de su cuñada

Cuenca (Azuay), 20 de diciembre de 2023.- En audiencia de apelación, la Sala Penal de la Corte Provincial de Azuay modificó parcialmente la sentencia impuesta a Luis Rafael I., autor del homicidio de su cuñada, Priscila C., de 32 años.

Durante su intervención, la titular de la Fiscalía de Personas y Garantías de Cuenca 1 señaló que las pruebas presentas en audiencia de juicio demostraron la existencia de la circunstancia agravante de la infracción, tipificada en el numeral 21 del artículo 47 del Código Orgánico Integral Penal (COIP): cometer la infracción en contra de una o más mujeres, siempre que se determine que la conducta u omisión dolosa encaja como uno de los tipos de violencia definidos en el artículo 10 de la Ley para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres.

Con base en esta argumentación, los jueces acogieron el pedido de Fiscalía e incrementaron la pena de diez años a diecisiete años y cuatro meses de privación de libertad. También confirmaron que el sentenciado debe cancelar 173.400 dólares a familiares de la víctima, como reparación integral.

La investigación

El 29 de mayo de 2022, Luis Rafael I. se trasladó desde su domicilio en el cantón Santa Isabel hasta una vivienda situada en el sector Quinta Chica de Cuenca, donde él se alojaba y en el que residía su cuñada. Entre sus pertenencias llevó un martillo, para ejecutar a la víctima.

Al día siguiente, luego de que los hijos de Priscila C. acudieron al centro educativo, la atacó y la golpeó con el martillo en la cabeza hasta matarla. Enseguida limpió la escena del crimen, trasladó el cuerpo hasta la habitación de él -en el tercer piso de la vivienda-, para lavarlo y envolverle en cobijas.

Mientras tenía escondido el cadáver, llamó a un compañero de la universidad –con quien estudiaba veterinaria– y le pidió que le haga una carrera para trasladar siete perros que había cercenado con el propósito de obtener los esqueletos, los cuales estaban envueltos en unas cobijas.

Sin conocer que entre las cobijas se encontraba el cadáver de la víctima, el amigo ayudó a Luis Rafael I. a sacarlo de la vivienda y subirlo al vehículo. De allí se trasladaron hasta la universidad y luego al sector Molinopamba, donde el ahora sentenciado lanzó el cuerpo a un terreno baldío.

Al no tener noticias de Priscila C., sus familiares denunciaron su desaparición y dentro de las diligencias realizadas el 2 de junio de 2022, Fiscalía receptó la versión del amigo, por lo que los agentes a cargo del caso acudieron al sitio y encontraron el cadáver.

Entre las pruebas expuestas por Fiscalía constan testimonio anticipado del amigo del sentenciado, los testimonios de familiares de la víctima, de los policías que investigaron el caso, del médico-legista que realizó la autopsia médico-legal y de la perita en genética forense que realizó la prueba de ADN, la cual demostró que en el martillo, encontrado en la vivienda de los padres del sentenciado, se halló el perfil genético de la víctima y de Luis Rafael I. (FGE)