RADIO COLOSAL

1040 AM HD

LA PESTE…

Correa cree que es dueño del país. Durante 10 años desvalijó al sector público y lo dejó sin capacidad operativa, sobre endeudado y con sus recursos embargados. Los gobiernos que lo sucedieron solo se limitaron a cubrir los gastos mínimos, con nueva deuda contratada.

Pero al creerse predestinado a gobernar y cambiar el rumbo del sistema económico vigente, utiliza parte del recurso económico que usurpó, para desprestigiar la acción de los gobiernos que no aceptan apoyar su obsesión por evitar que las sentencias y procesos en su contra sean ejecutados por el sistema judicial.

Cree ser quién puede llevar al País hacia el castro-chavismo y apropiarse de la riqueza nacional, como en Cuba, Venezuela o Argentina.

Con esa obsesión, ha invertido el dinero robado en una conspiración abierta, pagando movilizaciones, provocando masacres carcelarias, incendiado instituciones, en fin, generando un clima de inestabilidad, caos y violencia.

Durante su gobierno se encargó de infestar con correistas todas las instituciones públicas, el sistema de justicia y los entes de control, para usarlos como marionetas actuantes de sus estrategias urdidas por el grupo de asalariados de puebla, que fueron sus ministros.

Estos incondicionales son sus informantes y le sirven para armar su campaña mediática y la interferencia orgánica contra el País.

Sus incalificables actos generan una inestabilidad que conspira de manera permanente y ha obligado a los gobiernos a pactar con él para lograr gobernabilidad a cambio de impunidad.

La corrupción en escala total, necesitaba de cómplices para la ejecución y encubridores para obstruir la posibilidad que se descubran los actos de peculado y corrupción. El Estado asaltado por el propio gobierno en base a una estructura delincuencial minuciosamente organizada a todo nivel, para extraer la mayor riqueza posible, disfrazada de obra pública contratada con sobreprecio.

Por: ESTUARDO MELO MORENO Caricatura: ASDRUBAL DE LA TORRE