RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Presidenta de la Corte de Guayas: “Nombramiento de Mayra Salazar vino de Quito”

Fabiola Gallardo, presidenta de la Corte de Justicia de Guayas, aseguró a PRIMICIAS que el Consejo de la Judicatura contrató a su analista de Comunicación, Mayra Salazar, ahora procesada por el caso Metástasis por sus relaciones con Leandro Norero.

La presidenta de la Corte Provincial de Justicia de Guayas, Fabiola Gallardo, se desmarca de quien fue la analista de Comunicación de su despacho, Mayra Salazar, procesada en el caso Metástasis por sus relaciones con el narcotraficante Leandro Norero.

Según la funcionaria, Salazar fue enrolada por el Consejo de la Judicatura en Quito el 1 de octubre de 2023, según consta en información de la Contraloría.

La presidenta de la Corte de Guayas asegura que Salazar trabajó también en el Parlamento Andino, con la parlamentaria Cristina Reyes, con quien estuvieron en Colombia por los 44 años de creación del Parlamento, el 25 de octubre pasado.

¿Cómo tomó el hecho de que su asesora de Comunicación de la Presidencia de la Corte de Justicia esté relacionada con el narcotraficante Leandro Norero, según el caso Metástasis?

El rol exclusivo de la funcionaria Mayra Salazar para la Corte Provincial era cumplir como comunicadora, de estar al tanto de las redes sociales y de los medios de comunicación, de recibirlos y de acompañarme a los actos protocolarios.

Puesto que incluso ella era la persona que estaba atenta en todo momento sobre a qué lugar debía dirigirme, dónde sentarme, de estar pendiente con la cámara de fotos para subir contenido a las redes sociales.

Ella la acompañó en dos visitas oficiales a Colombia y a Estados Unidos.

Efectivamente hubo dos viajes, uno a Colombia por invitación del Parlamento Andino, y otro a Estados Unidos por invitación de la Organización de Estados Americanos (OEA). En los dos casos se obtuvo la licencia institucional.

¿La invitación al Parlamento Andino provino de la parlamentaria Cristina Reyes, con quien también trabajó Salazar?

Evidentemente. Mire, cuando se le pidió a Mayra Salazar que colabore con la Presidencia, previamente examiné su currículo, como lo hacemos todas las personas que queremos a alguien eficiente en nuestro trabajo, desconociendo su ámbito personal.

Vi que trabajó para un prestigioso medio de comunicación (TC Televisión), que fue asesora en la Asamblea de la legisladora en aquella época, Cristina Reyes, y que también trabajó en al área de Comunicación del Parlamento Andino para la abogada Reyes.

Tenía un buen currículo y se notaba que era una profesional y por eso se le pidió su colaboración, puesto que se la requería para al área de Comunicación (de la Corte) que no tenía Presidencia para poder informar a los medios.

¿Cuándo comenzó su relación laboral y en calidad de qué?

En un primer momento, la funcionaria simplemente colaboraba, de manera esporádica, para atender a los periodistas por si se necesitaba una entrevista. Posteriormente ella me dijo que no podía seguir viniendo puesto que estaba enrolada en el Parlamento Andino.

Yo entendía su posición y luego entró a través de un contrato en el Consejo de la Judicatura.

¿Cómo entró al Consejo de la Judicatura? ¿Usted la pidió?

Eso vino directamente desde Quito, que yo sepa. Por mi lado no, porque como presidenta de la Corte no solicito el ingreso del personal.

Cuando yo estuve encargada de la Dirección del Consejo de la Judicatura de Guayas (de febrero a mayo de 2023), recuerdo que le pregunté si ella deseaba trabajar para el Consejo de la Judicatura y me dijo que no, porque estaba enrolada en el Parlamento Andino.

Pero alguien se la recomendó.

Yo pedí varios currículos y yo veía que tenía un buen perfil. Se le pidió colaboración y posteriormente fue contratada para que preste sus servicios lícitos y profesionales, nada más. Ella venía de manera esporádica desde 2022.

Eso no fue pedido por mí, sino por el Consejo de la Judicatura desde Quito.

¿Cómo ocurre esto?

Mi función es netamente jurisdiccional, no pido partidas a nadie, no está dentro de mis funciones llamar al Consejo y pedir una partida. Lo que sí había pedido desde hace mucho tiempo es que a Presidencia se le asigne un comunicador.

¿Usted cree que Salazar fue ubicada en la Corte para conseguir favores judiciales para narcotraficantes?

Lo que le puedo decir es que desconocía absolutamente cualquier tipo de relación que ella haya mantenido con un capo como Norero.

Si hubiera conocido sus antecedentes, hasta yo misma la hubiera denunciado y no habría permitido que la Corte Provincial quede manchada.

¿Teme por su seguridad?

Por supuesto, porque si tengo a alguien implicado con una banda delincuencial o con un capo de la mafia, y al saber esta persona de todas mis actuaciones, a dónde me dirigía y con quién, pues mi vida corría peligro.

Exponerme de esta manera es primero traicionar a la confianza de la Corte de Guayas y del Consejo de la Judicatura, que ha dado a un funcionario.

Un Consejo de la Judicatura, cuyo presidente está preso por el mismo caso Metástasis. ¿Fallaron los filtros en las contrataciones?

Dentro de la Función Judicial, como en otras funciones del Estado, hemos visto la intromisión de personas que pertenecen a bandas delincuenciales y evidentemente debe hacerse un mayor control.

Pero ¿cómo conocer los antecedentes de una persona cuando le presentan un currículo con un perfil profesional y que proviene de otras instituciones que tienen prestigio.

¿Nadie le advirtió de posibles actitudes sospechosas de Salazar?

Absolutamente nadie, porque como lo mencioné, haberme expuesto, porque sabía todos mis pasos, con un capo de la mafia, peligraba mi vida. Cuando supe de la detención de ella pensé que era un error.

Dije quizás se trata de un homónimo, pero cuando escuché la formulación y los hechos que se le atribuían (a Salazar), pues me preocupé y dije ‘con quién estoy tratando’.

Si ella ha tenido vínculos con Norero, con jueces de Cotopaxi y Guayas, con abogados, pues fue una mezcla de decepción, de traición a la confianza que se le dio. Por eso, mi absoluta colaboración con la Fiscal General del Estado y mi transparencia.

Estoy presta para colaborar en las diligencias.

¿Ella ya fue despedida o continúa en el cargo?

Ese es un proceso administrativo que se debe seguir, no lo conozco porque eso corresponde netamente al Consejo de la Judicatura.

¿Usted la va a proteger?

No la voy a proteger de ningún modo, no he hablado con ella, pero creo que lo que puedo hacer es darle toda la colaboración a la Fiscalía, las puertas de la Presidencia de la Corte de Guayas están abiertas. (PRIMICIAS EC)

Cristina Reyes explicó su relación con Mayra S., procesada en el caso Metástasis

QUITO.- Cristina Reyes, presidenta del Parlamento Andino y exasambleísta, dijo que es víctima de una campaña de desprestigio en redes sociales, con la que se intenta asociarla con el caso Metástasis debido a la relación laboral que tuvo con Mayra S., una de las 39 personas procesadas en la causa por delincuencia organizada.

Desde que se destapó el caso Metástasis, que investiga una presunta estructura criminal liderada por el narcotraficante Leandro Norero (+), en redes sociales se han difundido fotografías y videos de Cristina Reyes junto a Mayra S., a quien la Fiscalía acusa de haber tenido vínculos con el capo.

Al respecto, la presidenta del Parlamento Andino aclaró que no es parte del proceso judicial que lleva adelante la Fiscalía y expresó su respaldo a la fiscal general Diana Salazar.

“Yo siempre voy a estar de lado de la justicia, de la institucionalidad, del debido proceso y que se llegue a la verdad, sea esta a favor y en contra de quien sea. Todo el respaldo a la señora fiscal general de la nación, en el caso Metástasis y en otros que deben esclarecerse para llegar a una verdadera depuración del sistema de justicia, del sistema institucional y una lucha sin cuartel contra la corrupción”, afirmó.

Sobre su relación con la imputada en el caso, Cristina Reyes explicó que cuando fue asambleísta, entre 2017 y 2021, contrató a Mayra S. porque en su hoja de vida indicó que trabajó en un canal de televisión, fue docente universitaria y tenía buenas relaciones en medios de comunicación y fue relacionista pública de varias figuras nacionales, y que además tenía conocimientos en materia de comunicación.

Precisó que su excolaboradora trabajó con ella entre 2019 y 2021. Que luego de eso Mayra S. ingresó a laborar en la Corte de Justicia de Guayas. Además, Reyes puntualizó que la investigación del caso Metástasis inició después que la comunicadora dejó de trabajar en su despacho en la Asamblea.

“Fotos con colaboradores, sí, y muchas, como todas las personas que en la calle me solicitan con tanto cariño una fotografía. Y que yo sepa, ni eso ni hacer un tik tok constituyen ningún delito”, señaló.

Reyes atribuyó a los ataques que recibe en redes social a María Paula Romo, líder del movimiento Construye y exministra de Gobierno.

“Yo tengo pruebas de cómo operan, bajo cuentas falsas de trolles en redes sociales, mintiendo, acosando, difamando y manipulando a las mentes débiles”, increpó, al tiempo de asegurar que no ha estado inmersa en actos irregulares. (DIARIO CORREO)