RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Tres cabecillas de Los Lobos llevados a La Roca, tras amenazas a la fiscal Diana Salazar

Tres supuestos cabecillas del grupo delictivo Los Lobos fueron trasladados a la cárcel de máxima seguridad “La Roca“.

La disposición la emitió el presidente de la República Daniel Noboa y así lo hizo conocer durante una entrevista radial en Guayaquil.

Aseveró que esta decisión se dio tras la denuncia presentada por  Diana Salazar, fiscal general del Estado, de que hay un plan para asesinarla.

Salazar dio a conocer esta novedad durante la audiencia de vinculación de ocho nuevos procesados por presunta delincuencia organizada en el caso Metástasis.

Allí Diana Salazar reveló que existe un plan para atentar contra su vida.

Ella dijo que Fabricio Colón Pico o “Capitán Pico”, presunto delincuente vinculado con Los Lobos, buscaría atentar contra su vida.

Noboa también indicó que se ha reforzado la seguridad policial y militar a la Fiscal General de la Nación.

“A la Fiscal y a su familia le hemos dado apoyo policial y militar… Le he reforzado su anillo de seguridad a ella, a su hermano, a su mamá y a su hija”, dijo Noboa.

Equipos contra la inseguridad

El presidente Noboa detalló que habrá segmentación y construcción de cárceles, control de fronteras, doble pesaje y escáner en puertos, equipamiento de última tecnología.

A esto se suma el equipamiento de armas a las fuerzas de control.

Sobre las cárceles, el Mandatario indicó que la primera se construirá en Pastaza.

La próxima semana se hará la firma para el inicio de la edificación. Tomará 10 meses. La segunda se construirá en Santa Elena.

“Las cárceles van a estar listas en 10 a 11 meses. Serán iguales porque es la misma compañía que diseñó en México y El Salvador”.

También dijo que las zonas para la colocación de cárceles se determinó por la menor cantidad de influencia.

Noboa indicó que se trabajó en conjunto con la Fiscalía para la consolidación del caso Metástasis, el cual investiga supuesta corrupción en el sistema judicial.

Detalló que el Gobierno colaboró con 600 policías para los allanamientos y dispuso aviones.

“Había que limpiar las cabezas que estaban contaminadas; también parte del Plan Fénix. Uno no puede gastarse 1.000 millones de dólares en un programa en el cual los que van a ejecutar son chuecos.

Entonces hicimos una renovación en las Fuerzas Armadas y en la Policía, cinco de ocho salieron”.  (EL DIARIO)