RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Un sicario lo esperaba en el edificios donde están sus oficinas Abogado Frank Orellana corrió por su vida para que no lo mataran

El abogado Frank Orellana tuvo que correr por su vida, luego que un sicario le disparó en algunas ocasiones con el objetivo de matarlo.

Este ataque en contra del profesional del derecho, al defendió a los hermanos Noé y Daniel Salcedo en el caso de lavado de activos, ocurrió en la calle Ayacucho, entre Rocafuerte y 25 de Junio, en Machala.

A las 08:22 de este viernes 19 de enero, una cámara de seguridad captó al momento en que el sicario ingresó al edificio donde están las oficinas de Orellana. El antisocial de contextura delgada vestía una camisa celeste y tenía lentes.

Minutos después se observa que llegó la víctima y al momento en que ingresaba se percató de la presencia del sujeto armado que le disparó en algunas ocasiones.

Orellana logró reaccionar y corrió por su vida, mientras que el antisocial intentó perseguirlo, pero no le pudo seguir el paso y cuando se percató que quedó demasiado atrás optó por escapar.

El profesional no se detuvo hasta que se refugió en el Municipio de Machala, donde se verificó que presentaba heridas en una de sus manos y se negó a recibir asistencia médica, según un informe.

Mientras que los agentes del Criminalística llegaron al lugar donde ocurrió el ataque para recoger los indicios balísticos.

HERMANOS SALCEDO

Frank Orellana, era abogado de los hermanos Noé y Daniel Salcedo por el caso de lavado de activos que se inició en la pandemia. El pasado 5 de enero de 2024, los hermanos Salcedo Bonilla fueron condenados por lavado de activos. Un tribunal de la Corte Nacional de Justicia admitió el recurso de casación presentado por la Fiscalía General del Estado. Ambos fueron sentenciados a 13 años de prisión en calidad de autores del delito. Este caso era llevado por Frank Orellana.

Los jueces nacionales determinaron el pago de 3,9 millones de dólares, que corresponde al doble del monto lavado, y otro rubro de 1,9 millones de dólares por concepto de reparación integral. Ordenaron que las empresas de ellos sean liquidadas y disueltas; y sus bienes confiscados.

El caso por lavado se derivó de la detención de Noé Salcedo Bonilla, el 9 de junio de 2020, en Huaquillas. En ese entonces, el joven salía del país rumbo a Perú, tras hacerse pública la trama de corrupción en la venta de insumos médicos con sobreprecio durante la pandemia que involucra a su hermano.

Al intentar cruzar la frontera con Perú, Noé Bonilla fue capturado con 47.000 dólares, cuya procedencia no pudo justificar. Las autoridades también encontraron en su poder celulares, tarjetas de crédito y credenciales, etc.

La Fiscalía sostuvo que a través de un incremento patrimonial no justificado, los hermanos Salcedo Bonilla usaron empresas para lavar el dinero de origen ilícito.

En primera instancia, los jueces de Huaquillas fallaron a favor de los hermanos Salcedo y los procesados Jorge Antonio Lucas Venegas, Jonathan Andres Flores Saavedra y Jorge Dario Sanchez Montiel y un grupo de personas jurídicas.

En segunda instancia, el caso pasó a la Corte de El Oro, en donde los jueces volvieron a encontrarlos inocentes. Pero los jueces de casación, aseguraron que hubo un mal proceder de los jueces inferiores.

ABOGADOS ASESINADOS

En julio de 2023, Ricardo Guamán, quien era parte de un bufete de abogados en el que también está Orellana y Arístides Zerda murieron al recibir más de 15 impactos de bala luego que salieron del Centro de Rehabilitación Social (CRS) de Machala, cumpliendo una diligencia.

Este crimen ocurrió aproximadamente pasadas las 16:00 de este miércoles, en la calle 9 de Mayo, al frente del Coliseo Polideportivo Machala.

El jefe policial, manifestó que los abogados realizaron una diligencia en la cárcel de Machala. Al salir del reclusorio caminaron por la calle y abordaron un carro Toyota Fortuner color negro.

En ese momento fue que llegó un sujeto armado con una subametralladora y disparó para luego abordar una motocicleta y escapar con el cómplice.

Los asesinos se dieron a la fuga con dirección a la parroquia Puerto Bolívar, mientras que minutos después llegó una ambulancia del Cuerpo de Bomberos y el médico confirmó la muerte de Guamán. A Zerda lo subieron en el carro de emergencia para llevarlo al hospital, pero en el trayecto se confirmó su muerte. (DIARIO CORREO)