RADIO COLOSAL

1040 AM HD

En la emergencia por seguridad los asaltos al estilo sacapintas no se detienen

Un sujeto hasta le levantó la blusa a una mujer con el objetivo de robarle los 2000 dólares que minutos antes retiró de una entidad bancaria.

Un reporte detalla que el mediodía una mujer retiró el dinero en una entidad bancaria que está en el centro de Machala y después se digirió a Puerto Bolívar.

Cerca de las 13:30 iba a ingresar a una casa ubicada en la avenida Malecón y Primera Norte. En ese momento se le acercó un sujeto que le apunta con un arma de fuego y con amenazas de muerte le pidió que le entregue el dinero.

La fémina intentó ingresar a la casa, pero el asaltante la jaló y provocó que se le cayera la cartera, luego este sujeto le levantó la blusa para buscarle el dinero.

En ese momento aparece en escena su cómplice que recoge la cartera y al revisarla se percata que estaba el dinero y entonces escaparon del lugar.

OTRO ASALTO

En otro caso, el afectado manifestó que retiró dinero de una agencia bancaria y luego abordó su carro para dirigirse a su domicilio. Explicó que eran aproximadamente las 18:00 del 17 de enero cuando circulaba por las calles Páez y Novena Norte, en Machala.

En este lugar fue interceptado por dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta y que le apuntaron con una pistola para obligarlo a detenerse y robarle el dinero que retiró minutos antes.

Sin embargo, el ciudadano no se detuvo y ante esto los antisociales realizaron dos disparos en contra del vehículo y al notar que no lograron su objetivo se dieron a la fuga.

Personal médico en una ambulancia confirmó que el hombre estaba ileso y la Policía realizó un operativo sin resultados.

UNA PERSECUCIÓN

Testigos indicaron que un ciudadano fue a depositar 500 dólares en una entidad bancaria y después se dirigió a la parada de buses en la calle Pichincha y Junín, en Machala, para tomar una unidad y dirigirse a su casa.

Sin embargo, ese momento fue interceptado por dos sacapintas que imaginaron que el ciudadano retiró dinero de la institución financiera.

Los delincuentes le pidieron a la víctima que entregue el dinero, pero al responder que no tenía le dispararon en la pierna y después escaparon.

Se confirmó que el disparo se realizó con un arma traumática, pero de todas formas el ciudadano tenía una herida que emanaba sangre.

Cerca del lugar del asalto había personal del Grupo de Operativos Motorizados (GOM) que observaron el instante en que dos sujetos asaltaban, por ello, se realizó un operativo.

La persecución terminó en la calle Pichincha y Los Sauces, donde los antisociales abandonaron el arma de fuego y la motocicleta logrando darse a la fuga. (DIARIO CORREO)