RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Extorsionadores perpetraron un atentado explosivo

El fuerte estruendo por la detonación de un artefacto explosivo causó pánico entre la ciudadanía la madrugada de este viernes 26 de enero. El ataque fue en contra de una familia que habita en las calles Décima Norte, entre Tarqui y Colón, en Machala.

La afectada manifestó que vive en zozobra desde hace aproximadamente 15 días, pues en el patio de su casa lanzaron tacos de dinamita y un panfleto, en el que le exigían que pague la cantidad de 10000 dólares para dejarle trabajar con tranquilidad.

Ella explicó que eran aproximadamente las 03:00 de este viernes cuando fue despertada por una fuerte explosión y al salir a ver que ocurrió descubrió que esto ocurrió en la puerta de su domicilio.

Al revisar las cámaras de seguridad pudo observar que un sujeto que vestía de blanco se acercó a su domicilio y luego de encender la mecha de un objeto lo lanzó y corrió para escapar.

Pasaron segundos cuando ocurrió la explosión, que fue escuchada en el centro, norte y sur de Machala, pues la ciudadanía reportaba en las redes sociales el fuerte estruendo.

Al llegar personal de la Policía Nacional confirmó que había daños en la puerta principal y que no había personas heridas.

LANZARON ARTEFACTO

Extorsionadores lanzaron un artefacto explosivo a una vivienda en las calles Guayas y Octava Norte. Testigos indicaron que esto ocurrió cerca de las 17:20 del jueves 25 de enero.

Se trataba de un taco de dinamita, proyectiles y un panfleto, en el que escribieron amenazas, pues le daban hasta las 18:00 a una familia para que pague una fuerte suma de dinero.

En caso de negarse a pagar, las amenazas indicaban que iban a atentar en contra de la familia. Agentes del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) procedieron a retirar el artefacto explosivo, pues lo llevaron a otro sector para realizar la explosión controlada.

AMENAZAS

Extorsionadores exigen 1.000 dólares a local comercial ubicado en la avenida Bolívar Madero Vargas y 14va. Oeste, en Machala.

Según un informe, cerca de las 14:30 del miércoles 24 de enero llamaron al número convencional del establecimiento.

Al responder la llamada una de las trabajadoras escuchó la voz de un sujeto que le indicaba que era parte de un grupo delictivo.

Además, el extorsionador mencionó que en la parada de buses que está en los exteriores del local se encontraba una camioneta gris.

El delincuente le exigió que le entregue 1000 dólares a los ocupantes de este carro y en caso de no hacerlo perpetrarían un atentado explosivo.

Al conocer la alerta, los gentes realizaron un operativo para localizar la camioneta, pero no hubo resultados positivos. (DIARIO CORREO)