RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Caso Encuentro y mafia albanesa: ¿en qué quedaron las investigaciones?

La madrugada de este 6 de febrero de 2024, Ecuador y España ejecutaron operativos con 57 allanamientos en ambos países, como parte de las indagaciones a presuntos miembros de la mafia albanesa, vinculados a delitos como narcotráfico y lavado de activos.

La Fiscalía General del Estado de Ecuador todavía no le ha puesto un nombre a la investigación y tampoco ha especificado si tiene alguna relación con el caso Encuentro, que develó una red de corrupción con nexos a esa organización criminal. Sin embargo, las dudas abundan en redes sociales, por eso Ecuavisa.com hizo un recuento de lo que se conoce sobre los casos.

Ecuador y España estaban tras una organización criminal transnacional

La Policía Nacional de Ecuador bautizó el caso como Gran Fénix 13, mientras que en España se llama Pampa. De acuerdo con información de ambas partes, las investigaciones se realizaron desde hace dos años y perseguían a una red transnacional, ligada a la mafia albanesa.

Tras los allanamientos, 30 ciudadanos fueron detenidos este martes 6 de febrero, entre ellos: ecuatorianos, colombianos, argentinos, españoles, albaneses y chinos.

También se incautaron 2 377 toneladas de droga, 450 000 euros, 10 armas de fuego, 25 vehículos incautados, 27 terminales móviles, y quedan 22 bienes por allanar.

La tesis que maneja las instituciones policiales es que la agrupación operaba en Ecuador, enviando droga procedente de Colombia hacia Barcelona, Málaga, Marbella y Valencia. Las sustancias ingresaban al país por Tulcán y luego se almacenaban en Guayas, El Oro, Pichincha, Cotopaxi, Los Ríos y Santa Elena.

Luego, contaminaban exportaciones de banano, de empresas ilícitas, para lograr el envío marítimo. Además, contaban con información privilegiada sobre comercio exterior, lo que facilitaba la contaminación de varios contenedores semanales.

Además, se identificaron seis empresas en Ecuador y cuatro en España, relacionadas con el caso. Como parte del mecanismo de lavado, se dedicaban a la compra de bienes, lo que permitió blanquear USD 32 millones.

La noche del 6 de febrero de 2024 inició la audiencia de formulación de cargos por presunta delincuencia organizada contra 15 personas aprehendidas.

El vínculo de este caso con Encuentro está en el presunto líder de la organización, el ciudadano albanés Dritan Gjika, que en la más reciente investigación se determinó que coordinaba los envíos y tenía dos operadores: uno de Albania y otro de Argentina, encargados del lavado de activos.

La docente universitaria, experta en Inteligencia y seguridad, Lorena Piedra, explica que la actuación de la Policía y Fiscalía muestra que hay la intención de apuntar a las estructuras criminales de mayor nivel, que operan mediante bandas locales.

La analista ve positivo que se siga el rastro a la mafia albanesa porque llevan operando en Ecuador más de 10 años. Explica que un operativo policial es exitoso cuando logran determinar las fuentes de financiamiento y cortarlas de raíz.

El nombre de Gjika apareció anteriormente en investigaciones que apuntaban a vínculos con el fallecido Rubén Cherres, amigo de Danilo Carrera, cuñado de Guillermo Lasso.

¿En qué estado está el caso Encuentro?

La Fiscalía describe al caso Encuentro como una presunta organización criminal integrada por funcionarios públicos y personas particulares, quienes obtenían réditos económicos indebidos valiéndose de su posición cercana con la política y así interferir en instituciones públicas como: CNEL EP, BanEcuador y Servicio Nacional de Aduanas.

En octubre de 2023, la Fiscalía decidió unificar este caso con el denominado León de Troya, que nació a raíz de un informe de la Unidad Nacional de Investigación contra el Tráfico de Sustancias Sujetas a Fiscalización de la Policía Nacional en el que aparecían personajes de la misma red de corrupción.

El 24 de noviembre de 2023, la Fiscalía logró que el Juez Especializado para el Juzgamiento de Delitos Relacionados con Corrupción y Crimen Organizado inicie un proceso penal contra presuntos involucrados.

Hernán Luque, delegado de la Presidencia ante el Directorio de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO); Leonardo Cortázar, operador; y Gabriel Massuh recibieron prisión preventiva. Sin embargo, Luque estaría fuera del país.

Danilo Carrera, al tener más de 65 años, cumple arresto domiciliario.

Según la abogada penalista Paola Yajamín, la medida cautelar de prisión preventiva se puede cumplir hasta un año, pero para el arresto domiciliario no se contempla un límite de tiempo. Sin embargo, la Fiscalía deberá presentar los elementos para enjuiciar antes de que culmine la instrucción fiscal.

En cambio, Julio León, Roberto Bueno y Antonio Icaza, lobistas, recibieron la medida de prohibición de salida del país y presentación una vez por semana en Fiscalía. Además, Jorge Orbe debe presentarse semanalmente en el Consulado de Ecuador en Miami, Estados Unidos.

En cuanto a la situación jurídica de Guillermo Lasso, hasta el momento no ha sido vinculado al caso, pero la abogada recuerda que la Fiscalía tiene la potestad de vincular a más personas en el proceso penal cuando se obtenga datos en los que se presuma la autoría o la participación.

El exsecretario Anticorrupción, Luis Verdesoto, quien tuvo que entregar un informe sobre la presunta corrupción en las empresas públicas durante el periodo de Guillermo Lasso y cuyas conclusiones no convencieron a los miembros del Gobierno, dice que si bien no pudo comprobar una relación del desfalco a las empresas públicas con el narcotráfico, explica que sí hubo hipótesis de que se utilizaba las empresas públicas para el lavado de activos de organizaciones criminales.

Argumenta que los negocios con las empresas públicas eran tentadores para las mafias porque es menos probable que sean observados por las autoridades. (ECUAVISA)