RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Se ratifica sentencia para dos expolicías por robo con muerte

Cuenca (Azuay), 07 de febrero de 2024.- En segunda instancia se ratificó la sentencia de treinta y cuatro años con ocho meses de privación de libertad, que fue impuesta a los expolicías Mario David N. y Cristian Paúl A., por su autoría en el delito de robo con resultado de muerte del comerciante Luis B.

Los jueces del Tribunal de Apelación rechazaron el recurso de apelación interpuesto por la defensa de los sentenciados, tras analizar los argumentos expuestos por Fiscalía y concluir que durante el juicio se demostró la participación de ellos en el hecho.

La investigación de Fiscalía señaló que la madrugada del 25 de agosto de 2022, el ECU-911 solicitó a la Policía que acuda a un domicilio ubicado en el centro de Cuenca, para verificar la razón por que la puerta del garaje permanecía abierta durante varias horas.

Cerca de las 05:00, Mario David N. y Cristian Paúl A. llegaron al inmueble, a bordo de un patrullero que era conducido por otro uniformado.

Durante varios minutos, los ahora sentenciados ingresaron y salieron de la vivienda en cuatro ocasiones, sacando varios objetos que fueron guardados en la cajuela del patrullero.

Al no tener un reporte del procedimiento, un oficial de la Policía llegó al inmueble –en otro patrullero– para verificar lo que estaba sucediendo. Mario David N. se le acercó para informarle que no era posible cerrar la puerta del garaje y que no existían otras novedades.

En ese momento el oficial observó que la puerta de ingreso a la segunda planta del inmueble se encontraba abierta y le pidió al policía que la cierre y se retiren. Todos ellos se subieron a los dos patrulleros y se fueron del lugar.

Más tarde, a las 05:47, Mario David N. y Cristian Paúl A. regresaron al inmueble, volvieron a ingresar para sacar otros objetos y llevarlos hasta el patrullero que estaba estacionado a varias cuadras.

Nuevamente regresaron y mientras estaban en el segundo piso se encontraron con Luis B., a quien le agredieron físicamente y le propinaron cincuenta y tres puñaladas. Luego huyeron del lugar llevándose su billetera y una cadena que arrancaron del cuello de la víctima.

El cadáver fue encontrado alrededor de las 10:30, por allegados a la víctima que acudieron al domicilio y denunciaron el crimen.

Entre las primeras diligencias investigativas, Fiscalía dispuso el allanamiento a los inmuebles donde residían los ahora sentenciados, en los cuales se incautaron varias pertenencias de la víctima. Además, uniformes y botas de los policías que tenían máculas de sangre.

La responsabilidad de los sentenciados fue demostrada con la presentación de varios elementos probatorios, entre estos: los testimonios del perito en genética forense, quien concluyó que en la ropa y zapatos de los policías se encontró sangre de la víctima, y del perito de Criminalística que realizó la experticia de audio y video a las imágenes de las cámaras de seguridad privadas y públicas, en las cuales se observa a los sentenciados ingresar y salir del inmueble.

Información jurídica

Los sentenciados fueron procesados con base en el artículo 189 del Código Orgánico Integral Penal (COIP): si a consecuencia del robo se ocasiona la muerte, la pena privativa de libertad será de veintidós a veintiséis años. En este caso la pena se incrementó porque se consideraron circunstancias agravantes de la infracción. (FGE)