RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Precio de la gasolina extra subirá 25 centavos y ecopaís 30 centavos

QUITO.- El ministro de Economía y Finanzas, Juan Carlos Vega, aseguró que las gasolinas extra y ecopaís subirán 25 centavos y 30 centavos respectivamente en un primer momento, al ejecutarse un ajuste del precio.

Así, el galón de la gasolina extra, que está en $ 2,465, subiría a $ 2,72; y el de ecopaís pasaría a costar $ 2,77.

El precio además se someterá a un sistema de estabilización en el futuro. Eso implica que irá subiendo hasta 5 % y puede bajar hasta 10 %, de acuerdo al comportamiento mensual.

Vega dio detalles del plan que analiza el Gobierno para reducir el peso que tiene el Estado por los subsidios a los combustibles en una entrevista concedida este miércoles, 12 de junio, en Teleamazonas.

Sobre los procesos de diálogo entre el Ministerio de Gobierno y transportistas que recibirán por su parte compensación por el retiro del subsidio, el ministro explicó que la decisión está tomada y anunciada; sin embargo, hacen falta estas conversaciones para dar tranquilidad a la gente sobre cómo funcionará la compensación y sus valores. Explicó que este proceso lo llevan adelante el Ministerio de Obras Públicas y el de Gobierno. La compensación podría ser de $ 150. Este cálculo se obtiene considerando un vehículo que recorre 150 kilómetros diarios, y que recorre unos 30 km por galón.

Confirmó que de momento los beneficiarios de la compensación serían entre 84.000 y 85.000 vehículos, entre los cuales están taxis convencionales, ejecutivos, camionetas de carga liviana y pesada y tricimotos.

El ministro también explicó la razón por la que no elimina el subsidio al diésel, a pesar de que es más costoso que el de las gasolinas. Comentó que incrementar el diésel podría afectar al transporte popular y al de carga, afectando los costos de producción y, por ende, a la competitividad.

El martes hubo una reunión entre el Gobierno y los dirigentes del transporte. Estos manifestaron sus observaciones acerca de dos temas. Por un lado, consideran que no existe una base de datos robusta que incluya a todos los que deben ser beneficiarios; y, por otro, quieren conocer cuál será su grado de corresponsabilidad para justificar el gasto, de la compensación que viene de recursos públicos. (DIARIO CORREO)