RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Esta es la primera señal de alerta del cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón afecta anualmente a aproximadamente 2 millones de personas, siendo una de las principales causas de muerte a nivel mundial. Sin embargo, la detección temprana sigue siendo la mejor herramienta para combatir esta enfermedad y mejorar las probabilidades de supervivencia.

Generalmente, los síntomas empiezan a aparecer cuando el cáncer ya se ha propagado. Aun así, si se identifican los síntomas en una etapa temprana, se puede incrementar notablemente la eficacia del tratamiento contra el cáncer.

¿Cuál es la primera señal de alerta del cáncer de pulmón?

De acuerdo con diversos portales médicos especializados, como la Clínica Mayo, American Cancer Society y el Instituto Nacional del Cáncer, la primera señal de alerta del cáncer es una tos que no desaparece o empeora con el tiempo.

¿Por qué la tos persistente es una señal de alerta?

La tos persistente puede ser indicio de que algo no está bien en nuestros pulmones. Cuando las células cancerosas crecen en el tejido pulmonar, pueden irritar las vías respiratorias y generar tos. Esta tos suele ser:

  • Tos seca: No produce mucosidad o flema.
  • Tos que empeora por la mañana: Al levantarse de la cama o después de estar acostado durante un tiempo prolongado.
  • Tos que empeora con la actividad física:
  • Hacer ejercicio o realizar cualquier esfuerzo físico puede intensificar la tos.
  • Tos con sangre: En algunos casos, la tos puede ir acompañada de sangre o esputo con sangre.

Otros síntomas tempranos del cáncer de pulmón:

Si bien la tos persistente es el principal síntoma, el cáncer de pulmón puede manifestarse de otras maneras en sus etapas iniciales, incluyendo:

  • Dificultad para respirar: Falta de aire o sensación de ahogo, especialmente al realizar actividades cotidianas.
  • Dolor en el pecho: Dolor o molestia en el pecho que puede empeorar al respirar hondo, toser o reír.
  • Ronquera: Cambios en la voz, como voz ronca o áspera.
  • Pérdida de peso inexplicable: Bajar de peso sin intentar hacerlo.
  • Cansancio extremo: Fatiga persistente sin causa aparente.
  • Infecciones pulmonares recurrentes: Neumonía o bronquitis que no responden a los tratamientos habituales.

Si experimenta alguno de estos síntomas, especialmente una tos persistente, es fundamental consultar con un médico de inmediato. La detección temprana es clave para combatir el cáncer de pulmón. Si presentas una tos persistente u otros síntomas de alerta, no dudes en consultar a un médico. (ECUAVISA)