RADIO COLOSAL

1040 AM HD

Empresas fantasmas de Ecuador venden oro a refinerías y tiendas de lujo en India y Dubai

Una decena de empresas fantasmas ecuatorianas, la mayoría ubicada en la provincia de El Oro, vendieron más de USD 500 millones en oro, principalmente a las mayores refinerías de India o a tiendas de lujo de Dubai. Mientras tanto, la entidad encargada de estos controles está debilitada. Esta es la segunda parte de una investigación que forma parte de la alianza “Dorada opacidad: mecanismos sobre el tráfico del oro latinoamericano”, liderada por Convoca.pe de Perú con la participación de medios de Brasil, Colombia, Perú, Venezuela y Plan V por Ecuador.

En su vitrina se exhiben decenas de collares, joyas y un anuncio que dice “comerciamos con lingotes de oro, barras y oro de desecho”. Es la tienda Art Diamond GoldSmith & Jewellery, ubicada en el barrio Deira, de Dubai, en Emiratos Árabes Unidos, una de las 300 joyerías que conforman el famoso Zoco del oro, considerado como uno de los sectores turísticos más fascinantes de esa ciudad. 

Aunque Art Diamond está a más de 14.000 kilómetros de Ecuador, es una compañía que ha logrado rápidamente fuertes nexos comerciales desde que se convirtió en una de las mayores compradoras del oro ecuatoriano. Entre 2021 y 2023, esta empresa adquirió barras de oro sólido por USD 56,8 millones a las ecuatorianas Minera del Llano Plaimining y Balaji Metal Exports Bameex, domiciliadas en la provincia de El Oro, en el sur del país y fronteriza con Perú. 

Ambas forman parte de una red de compañías que fueron fundadas a partir del 2020, y que escalaron rápidamente a los primeros lugares de las mayores exportadoras de oro. Superaron incluso a mineras con más de dos décadas en esa actividad, como lo expuso esta alianza periodística en la primera parte de esta investigación

Además de Plaimining y Balaji, este enjambre empresarial lo conforman Soulmetals, Orocomin, Aldelmining, Rocadorada, Rockgolden, Southgold, Roha Ophir Minerals Rhom y Ekam-Minerals. Con excepción de Ekam-Mineral, todas tienen una oficina en El Oro, la mayoría con direcciones o referencias que no existen. Entre todas, vendieron USD 529,7 millones, principalmente a firmas indias o emiratíes. 

Art Diamond es una de ellas y aunque está localizada en Dubai, al parecer, pertenece a capitales indios. Su dirección de correo artbullion@gmail.com coincide con la del NKM Group. Esta es una empresa que tiene 38 años en el negocio de la fabricación y venta de joyas en Dubai, cuyo fundador es el empresario indio Nainesh Mehta, según el sitio oficial de esta compañía. El NKM Group tiene seis sucursales en Emiratos. 

La India y Emiratos Árabes Unidos se han convertido en los mercados con mayor crecimiento para las exportaciones del oro que salen a través de empresas ecuatorianas de pequeña minería. Entre 2021 y 2023, los envíos de este metal precioso a la India aumentaron en 1.300%, mientras que a Emiratos fue del 860%, según datos del Banco Central. Esto marca una gran diferencia con EEUU y Suiza, que han sido los tradicionales destinos del oro nacional: apenas crecieron entre un 32% y 22%, respectivamente, en el mismo lapso. https://e.infogram.com/79c76793-c199-44d8-8540-5562783939e0?parent_url=https%3A%2F%2Fwww.planv.com.ec%2Finvestigacion%2Finvestigacion%2Fempresas-fantasmas-ecuador-venden-oro-refinerias-y-tiendas-lujo-india-y&src=embed#async_embed

Sin embargo, la India es uno de los mercados considerados como de riesgo debido a sus “relajados controles”, según los expertos consultados que prefirieron el anonimato. “Existen entonces indicios para la sospecha de que la India se estaría transformando en el destino preferido para las exportaciones de oro ilegal”, dice un análisis de la organización peruana CooperAcción, que investiga sobre las actividades extractivas en ese país. 

De acuerdo a ese reporte, publicado en mayo pasado, 4 de los 10 principales exportadores de oro peruano a la India tienen antecedentes o están mencionados en el contexto de investigaciones de la Fiscalía peruana sobre oro ilegal. 

La India, el país con la mayor población del mundo, es uno de los consumidores más importantes de oro, explica el reporte. A esto se suma un aumento de las refinerías de este metal precioso de 5 a 33, entre 2013 y 2021. Aunque los importadores deben declarar el origen con un certificado de la empresa minera, existen dudas sobre la aplicación de esas medidas, agrega el documento.

Mientras, Emiratos Árabes Unidos es un centro de paso para el oro a países como la India, explicó la investigadora Dolores Cortés-McPherson, de la University of Deusto de Bilbao, al portal Mongabay

En el caso de Ecuador, los registros aduaneros de estas 10 empresas, entre 2021 y 2023, indican que vendieron oro a 28 compañías, de las cuales 18 están ubicadas en Emiratos, siete en la India y tres en otros países. También existen exportaciones por un monto de más de USD 5 millones, que no registran un comprador específico.  https://e.infogram.com/1c2bb3c1-3ca1-45d8-b107-8675db9b5e69?parent_url=https%3A%2F%2Fwww.planv.com.ec%2Finvestigacion%2Finvestigacion%2Fempresas-fantasmas-ecuador-venden-oro-refinerias-y-tiendas-lujo-india-y&src=embed#async_embed

De este grupo, resalta en el primer lugar Loomis International. Esta es una empresa de logística que, entre otros servicios, transporta metales preciosos y divisas por todo el mundo, según detalla su sitio web. En el caso del oro que salió a través de empresas ecuatorianas, su oficina Loomis International FZE, ubicada en Dubai, se encargó de su traslado, de acuerdo a los registros aduaneros que revisó esta alianza periodística. 

Entre 2021 y 2023, esta compañía internacional movió desde Ecuador hasta Dubai, una ciudad que se caracteriza por su comercio de lujo, más de USD 83 millones en oro. Rocadorada y Rockgolden han usado principalmente esta empresa para sus envíos.  https://e.infogram.com/360091b1-f468-4d50-becf-815e020179bd?parent_url=https%3A%2F%2Fwww.planv.com.ec%2Finvestigacion%2Finvestigacion%2Fempresas-fantasmas-ecuador-venden-oro-refinerias-y-tiendas-lujo-india-y&src=embed#async_embed

Los tres siguientes mayores compradores son refinerías de la India. Se trata de AJ Refinery Private Limited -que en su sitio oficial se describe como una de las más grandes de ese país asiático- OMGL Refinery LLP y Opus Refinery Private Limited. Las dos primeras están ubicadas en el norte de la India, mientras que la tercera en Bombay. 

Las tres compraron cargamentos de lingotes y barras de oro sólido por más de USD 200 millones entre 2021 y 2023. Sus principales vendedores fueron Soulmetals, Orocomi, Rocadorada, Aldelmining y Southgold. 

Tanto Opus Refinery como AJ Refinery Private Limited aseguran cumplir con los estándares mundiales y están certificados por expertos de la industria. En el caso de la segunda, tiene una política para la prevención del lavado de dinero. Mientras que OMGL Refinery LLP dice que compra oro a Ghana, Guinea, Mali, Perú y Colombia, pero no menciona a Ecuador. 

En el caso de Opus, en su sitio oficial, se describe como una compañía hermana del Raksha Bullion, ubicado en el Zaveri Bazaar, donde vende lingotes, barras y monedas de varios metales preciosos como oro en ese país asiático. En septiembre de 2022, sus instalaciones fueron allanadas por las autoridades indias como parte de una investigación por lavado de dinero. 

Dudoso récord de exportaciones 

Ecuador pasa por un repunte inédito en sus exportaciones de oro. En el 2020, envió 8,1 toneladas al extranjero a un valor de USD 378,4 millones. Pero, en 2023, esta cifra se triplicó y exportó 25,1 toneladas que alcanzaron la cifra récord de ventas por USD 1.279 millones.  https://e.infogram.com/f5201a28-fd0d-4843-92cb-6f217e9d0716?parent_url=https%3A%2F%2Fwww.planv.com.ec%2Finvestigacion%2Finvestigacion%2Fempresas-fantasmas-ecuador-venden-oro-refinerias-y-tiendas-lujo-india-y&src=embed#async_embed

En parte, esto se debe a la producción de los dos únicos proyectos mineros a gran escala que existen en Ecuador: Mirador y Fruta del Norte, ambos ubicados en la provincia de Zamora Chinchipe, en el sur del país. El primero produce principalmente cobre y el segundo, oro. Ambas iniciaron su producción en 2019.

Aurelian, filial de la empresa canadiense Lundin Gold, tiene la concesión de Fruta del Norte. En 2023, por ejemplo, exportó 5,2 toneladas de oro a USD 324,1 millones. Por esa cantidad, pagó USD 50,9 millones en impuesto a la renta. 

Pero, por otro lado, las exportaciones de pequeña minería han registrado un rápido incremento a partir de la pandemia. En el 2023, Ecuador exportó minerales por USD 3.323 millones, según cifras del Banco Central. De esa cantidad, el 38% corresponde a la pequeña minería, un sector que incluso superó en exportaciones a Fruta del Norte. 

Esto lo ratificó, en un comunicado, el Ministerio de Energía acerca de que las exportaciones provenientes de la pequeña minería se posicionaron en el segundo lugar del total de las exportaciones mineras en 2023. 

Con excepción de Mirador y Fruta del Norte, el resto de concesiones que funcionan en Ecuador son de pequeña minería. Sobre ese sector los organismos internacionales han prendido las alarmas. 

“Es esencial también supervisar debidamente el sector de la pequeña minería y la minería artesanal, teniendo en cuenta su exposición a organizaciones delictivas y el papel central que desempeña en la minería ilegal”, recomendó la OEA en su informe Tras el dinero del oro ilícito: fortaleciendo la lucha contra las finanzas de la minería ilegal, publicado a finales del 2021. 

“Los comerciantes nacionales, las sociedades ficticias y otras entidades vinculadas a empresas extranjeras y refinerías se encuentran entre los agentes que más a menudo facilitan el comercio ilícito de oro en Ecuador”, según la OEA. 

El aumento de este tipo de exportaciones coincide con los años de mayor violencia en Ecuador. Entre el 2020 y 2023, la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes pasó de 8 a 47 puntos. Es decir, hubo un incremento de más del 500% de la criminalidad. En ese mismo periodo, las exportaciones de pequeña minería crecieron 238%.  

La minería ilegal existe en 21 de las 24 provincias del Ecuador, según el Plan de Desarrollo del Sector Minero 2020-2023. Los grupos criminales han tomado el control de esta actividad en zonas como, por ejemplo, Camilo Ponce Enríquez, un cantón minero de la provincia del Azuay, que en la actualidad es una de las ciudades más violentas del país. 

Azuay es una provincia vecina de El Oro y ambas concentran el 86% de la producción aurífera nacional, según datos del Ministerio de Energía y Minas. Pero a pesar de que esta actividad está en su mayor auge, los organismos que la controlan han sufrido reestructuraciones que solo han limitado su capacidad de acción. 

Una agencia debilitada 

Hasta mayo de 2024, la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales No Renovables (Arcernnr) fue el ente de control de los sectores minero, eléctrico e hidrocarburífero en los últimos cuatro años. En esa fecha, el presidente Daniel Noboa dividió la Arcernnr en tres entidades y para minas creó la Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom). 

La Arcom no es una entidad nueva. Fue creada en la Ley Minera de 2009 y operó hasta el 2020. Mediante un decreto ejecutivo, el entonces presidente Lenín Moreno fusionó las agencias reguladoras de esos tres sectores estratégicos en la Arcernnr para ahorrar recursos. 

Pero esa unificación trajo consecuencias. Para el exviceministro de Minas, Fernando L. Benalcázar, este proceso fue un fracaso y cree que el Estado ecuatoriano perdió cientos de millones por la ineficacia que tuvo esta entidad en los últimos cuatro años para controlar el sector minero y velar por el cumplimiento de la ley del ramo. 

Benalcázar, quien participó en la fusión, contó a esta alianza periodística que la Arcom se quedó únicamente con 10 técnicos y después de dos años se contrataron a 25 personas más. Con 35 técnicos es imposible controlar el sector minero en todo un país, especialmente las más de 2.000 concesiones que existen en pequeña minería, afirma Benalcázar. 

Esa debilidad institucional es notoria, por ejemplo, en el registro estadístico, una de las competencias de esta agencia. El equipo de esta investigación periodística solicitó a la Arcernnr -cuando aún existía- las estadísticas anuales de producción de oro en Ecuador de los últimos 10 años.

En su respuesta, la Arcernnr informó que Ecuador produjo más de 8.000 toneladas de oro en 2013, cuando la producción mundial en ese año fue de 2.800 toneladas. Pese a la insistencia, la agencia no pudo explicar sus cifras. 

Estas mismas inconsistencias se repitieron entre los años 2014 y 2016. A partir del 2017, esta institución reportó que las cifras de producción y exportación eran las mismas. En la misma respuesta, sin embargo, reconoció que los datos de producción se extraen de los informes que presentan los titulares de derechos mineros y afirmó que esa información se contraba en análisis. https://e.infogram.com/b8eb4de9-aebe-4c5f-8e47-ba844d664359?parent_url=https%3A%2F%2Fwww.planv.com.ec%2Finvestigacion%2Finvestigacion%2Fempresas-fantasmas-ecuador-venden-oro-refinerias-y-tiendas-lujo-india-y&src=embed#async_embed

La Arcom también está a cargo de regular las exportaciones. Una de sus competencias es otorgar el certificado de exportación a la empresa o persona que lo solicite, un requisito que se implementó en el 2016. 

Hasta ese año, el único documento que las autoridades ecuatorianas solicitaban para esta actividad era la Declaración Aduanera de Exportación (DAE). Pero la directora de la Arcom alertó en ese momento que existían “graves indicios de que la exportación de oro no tenga un origen lícito”. 

Esto sobre todo a raíz del caso de las empresas Spartan y Clearprocess, que incluso fue documentado por la OEA en el mismo informe de 2021. Allí, el organismo internacional menciona que ambas compañías -que estaban relacionadas- se convirtieron rápidamente en las principales exportadoras de oro en Ecuador. 

Pero formaban parte de una red internacional que compraba grandes cantidades de oro ilícito de Perú y que ingresaba al Ecuador por contrabando. Luego, lo exportaban a empresas de EEUU usando documentos falsificados. Por eso, en las cifras de exportaciones del 2013 al 2014 tienen un súbito repunte: de USD 433 millones pasaron a más de USD 1.000 millones. 

Tras este caso, la entonces directora de la Arcom pidió que toda exportación tenga un certificado emitido por esa institución. En 2016, para obtener dicho documento, los interesados en exportar debían presentar un packing list, que es un documento donde detallaban los números y pesos de los minerales a exportar. 

En 2019, sin embargo, un informe interno de la Arcom concluyó que era necesario establecer más controles a las exportaciones de estos minerales. Por ese motivo, la Arcom emitió el 6 de agosto de ese año el primer reglamento para el control de este tipo de exportaciones.

Allí, por ejemplo, la Arcom exigió a los exportadores que en el packing list también incluyera el número de contenedores o barras, el contenido de los minerales principales y secundarios, la pureza del mineral y la firma del representante legal para certificar la información.

Pero, además, esta resolución también ordenó que los peticionarios que hayan cumplido con los requisitos envíen muestras del material a exportar para que un laboratorio verifique el contenido y la pureza de los minerales a ser exportados. Estos resultados iban a determinar el pago de regalías al Estado. 

La resolución del 6 de agosto de 2019 causó malestar entre los exportadores mineros. Un grupo de empresarios de ese sector pidió medidas cautelares para suspenderla. Sostuvieron que solo existía un laboratorio para la toma de esas muestras lo cual demoraba el proceso y afectaba su negocio. 

El juez Ricardo Aguilera, que conoció el caso en Guayas, aceptó el pedido y suspendió la resolución de manera provisional. Más adelante, el 31 de octubre de 2019, levantó dichas medidas después de que la Arcom acreditara la existencia de más laboratorios para cumplir el requisito. 

Pero mientras sucedía ese impase en la justicia, la Arcom modificó su propia resolución y eliminó todo el acápite relacionado con la toma de muestras en los laboratorios. Lo redujo a un artículo donde dispone que los laboratorios tomen las muestras a costa de los titulares mineros. También eliminó el artículo correspondiente al objeto de dicho reglamento que mencionaba que esa resolución era para el control de las exportaciones. Esta segunda resolución, con menos requisitos para obtener el certificado, es la que sigue vigente hasta ahora. 

Según los expertos consultados, para obtener el certificado de exportación, el empresario debe informar de dónde obtuvo ese mineral y a quién se lo compró. Pero ese reporte no es suficiente porque no hay cruce de información entre las instituciones. En ese formulario, sin embargo, no dice donde se molió el material aurífero. 

“El método de lavado de oro observado más comúnmente por las autoridades consiste en falsificar las facturas utilizadas para documentar el origen de las exportaciones de oro. Con ese fin, en los documentos de exportación se nombran mineros artesanales falsos o compañías ficticias para justificar la fuente del oro extraído ilegalmente”, explica el reporte de la OEA sobre la minería ilegal en Ecuador.

Una fuente empresarial relacionada con minería, que pidió el anonimato, considera que el combate contra la minería ilegal es fácil: “pasado los 10 kilos de oro exportados por semana, todas las empresas deberían ir a revisión”. Esto es algo que no ocurre en Ecuador.

Una red de empresas fantasmas en Ecuador exportó 500 millones de dólares en oro

La empresa minera Soulmetals no tiene página web ni redes sociales. Tampoco nadie da con su ubicación y sus dos fundadores apenas terminaron la escuela y el colegio. Sin embargo, en 2023, esa compañía exportó oro por un total de USD 105,4 millones en siete meses.

Con ese volumen de ventas, Soulmetals es en la actualidad la sexta mayor exportadora de oro del Ecuador, superando incluso las exportaciones de compañías que llevan más de dos décadas en el sector minero. Entre las 20 mayores comercializadoras, hay otras cuatro firmas que también escalaron rápidamente en esta actividad entre 2021 y 2023.

Pero el caso de Soulmetals es uno de los más llamativos. Creada apenas en mayo de 2022, en Machala, capital de la provincia de El Oro, fronteriza con Perú, logró exportar 1,7 toneladas de oro al año siguiente, la mayor parte en el segundo semestre de 2023, según los registros aduaneros y de la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales No Renovables (Arcernnr, hoy Arcom) a los que accedió esta alianza periodística.

Pero el caso de Soulmetals es uno de los más llamativos. Creada apenas en mayo de 2022, en Machala, capital de la provincia de El Oro, fronteriza con Perú, logró exportar 1,7 toneladas de oro al año siguiente, la mayor parte en el segundo semestre de 2023, según los registros aduaneros y de la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales No Renovables (Arcernnr, hoy Arcom) a los que accedió esta alianza periodística.

¿Cómo una empresa recién creada sacó del país esa cantidad de oro en solo seis meses? Soulmetals no atendió el pedido de información que esta alianza periodística le envió a sus correos registrados en la Superintendencia de Compañías; tampoco pudo ser localizada en la dirección que consta en esa entidad. Al menos cinco vecinos de las calles Arízaga y Palmeras, que es la dirección que registró la empresa, dijeron no conocerla y confirmaron que la dirección estaba errada, pues no coincidía ni la numeración ni la referencia asentadas.

En la intersección de las calles Arízaga y Palmeras, en Machala, no se encuentra la empresa Soulmetals, como dicen sus registros en la Superintendencia de Compañías. Foto: Alianza liderada por Convoca de Perú.

Aunque sin una oficina localizable, Soulmetals se levantó rápidamente como una exportadora poderosa. En junio de 2023, envió un primer cargamento de 11 kilos de oro. Pero, solo dos meses después, exportó 535 kilos del metal precioso, que envió en forma de 91 lingotes, dice la información aduanera a la que accedió el equipo de esta investigación. Pero por sus cuantiosas exportaciones, solo pagó USD 169.336 en impuestos en ese año. Un monto seis veces menor de lo que pagan compañías mineras con décadas de experiencia.

Una fuente relacionada con una minera, con 20 años en esta actividad, contó que en el 2022 exportó alrededor de 391 kilos de oro a un valor de USD 29,5 millones. Por esa cantidad, pagó USD 1,2 millones en impuesto a la renta. Es decir, produjo en promedio 32 kilos mensuales y, para alcanzar esas cifras, debe mantener 800 empleados en nómina.

En cambio, nada de esto aparece, en los registros financieros, contables y tributarios de Soulmetals en la Superintendencia. Lo que sí existen son los nombres de sus socios. Los ecuatorianos Mercedes de Jesús Severino y Daniel Jaramillo son sus fundadores. Severino, con 27 años de edad, solo ha pasado por la escuela. Mientras que Jaramillo, de 38 años, es bachiller y su oficio es la mecánica automotriz. Los dos inscribieron la compañía con un capital de USD 110.000 en una notaría de Machala.

Pero rápidamente hubo cambios societarios. El empresario indio Jha Pawan Sachidanand adquirió el 50% de Soulmetals a solo tres meses de haber sido creada. Tras su ingreso, la empresa recibió a inicios de 2023 una transferencia por USD 1,1 millones desde el First Abu Dhabi Bank, el banco más grande de Emiratos Árabes Unidos, de acuerdo a los registros de la Superintendencia de Compañías. Pawan Sachidanand vendió sus acciones el 1 de mayo de 2024.

En la actualidad, los accionistas de Soulmetals son los esposos César Ortega Loaiza, sin experiencia empresarial en este sector, y María Calle Durán, quien fue presidenta de una comercializadora de autos y equipos agropecuarios.

Un enjambre creció en El Oro

En Ecuador, la Arcernnr -ahora llamada Arcom desde el 8 de mayo pasado- tiene registradas 79 empresas exportadoras de pequeña minería. De este total, al menos 10 se crearon entre 2020 y 2023 y exportaron oro por USD 529,7 millones. Nueve de ellas pagaron únicamente USD 445.838 en impuesto a la renta (IR) y una no canceló ningún valor. Ese pago representa el 0,08% del total exportado.

Esta es una cifra lejana a los tributos de otras empresas. Por ejemplo, Aurelian -filial de la canadiense Lundin Gold y dueña de la única mina a gran escala de oro en Ecuador- exportó USD 995,9 millones entre 2019 y 2023. Por esa cantidad pagó USD 93 millones en IR. Es decir, el 9,3% de lo exportado.

Napoleón Santamaría, experto tributario, explica que en Ecuador existe el tipo impositivo efectivo (TIE), que es lo mínimo que debería pagar una actividad económica por impuesto a la renta. En el caso de la minería, el TIE es del 1,8% sobre las ventas. Es decir, por los USD 529,7 millones, dichas empresas debieron pagar USD 9,5 millones, estima Santamaría.

Nueve de las 10 empresas analizadas fueron fundadas o registraron una oficina en la provincia de El Oro. Soulmetals forma parte de ese grupo, pero no es un caso aislado. Está relacionada con Orocomin, cuya presidenta y gerente también son Severino y Jaramillo, respectivamente. El equipo de investigación también buscó la residencia de Jaramillo, en Machala. La referencia y la numeración tampoco coincidieron con las registradas en la Superintendencia.

De igual manera, no hubo resultados al rastrear las direcciones que Orocomin tiene tanto en la Superintendencia como en el Servicio de Rentas Internas (SRI). En el primer caso, una de las locaciones se encontraba “detrás de la Urbanización Ciudad Verde”, pero al llegar al sitio sólo había un terreno baldío. En el segundo caso, una de las calles no existe.

La empresa Orocomin registró en la Superintendencia de Compañías que se encuentra detrás de la Urbanización Ciudad Verde (arriba). Pero en ese lugar solo existe un terreno baldío (abajo). Foto: Alianza liderada por Convoca de Perú.

Pese a sus escasos datos, Orocomin -creada en 2021- es la décima mayor exportadora de oro en Ecuador. Entre 2022 y 2023 vendió aproximadamente USD 81 millones y pagó USD 173.809 en impuestos. En la Superintendencia de Compañías no existen registros de sus movimientos económicos en el 2023.

Las compañías de reciente creación han sido señaladas como un sector de riesgo, incluso por organismos internacionales. “Los comerciantes y los exportadores de oro de Ecuador, en particular las firmas nuevas, constituyen una preocupación prioritaria debido a su papel prominente en el comercio ilícito de oro. Actúan como principal punto de entrada del oro ilegal en los mercados legales al ocultar su origen ilícito, con frecuencia antes de venderlo a refinerías extranjeras”, publicó la OEA en su informe Tras el dinero del oro ilícito: fortaleciendo la lucha contra las finanzas de la minería ilegal, del 2021. 

“En las transacciones de este tipo, el dinero llega en transferencias desde el exterior en pago por el oro. Las empresas exportadoras de oro retiran el dinero en efectivo y en cheques por medio de compañías de transporte de caudales para ocultar el rastro de los fondos”, explica el reporte.

En el caso de Orocomin, creada solo tres años atrás en Machala, el colombiano Luis Betancourt y el ecuatoriano Jonathan Mosquera son sus fundadores. Ambos solo han terminado la escuela y ninguno ha sido empresario de ningún tipo, según consta en la escritura de la empresa que reposa en la Superintendencia de Compañías. Pero registraron a Orocomin con un capital de USD 110.000.

Al igual que en Soulmetals, Orocomin también tuvo un accionista indio, Shah Gopalbhai Narendrabhai, quien a 10 meses de creada compró el 55% de las acciones. Gopalbhai fue además presidente de la empresa Dios del Sol Ecuador Redisolec -hoy disuelta-, vinculada a la empresa peruana Dios del Sol SAC, donde Gopalbhai fue uno de sus accionistas, según el portal Datos Perú. En agosto de 2023, el empresario indio vendió sus acciones en Orocomin.

Gopalbhai también fue accionista en Chris Zahav & More Comercializadora Chris Zahav & More Chriszahav More S.A., una minera que está en el duodécimo lugar de las mayores exportadoras de oro desde Ecuador. Domiciliada en Guayaquil, entre 2019 y 2022 vendió USD 74,1 millones en oro. Esta alianza periodística intentó comunicarse con la empresa mediante su correo registrado en la Superintendencia, pero este rebotó.

Ekam Minerals S.A. está también relacionada a Soulmetals y Orocomin. Esta empresa hizo una sola exportación de 3 lingotes de oro por USD 225.082, en el 2022, y pagó únicamente USD 421 en impuestos. Su gerente es María Sol Mata, quien ocupó el mismo cargo en Chris Zahav y ha sido presidenta y accionista en cuatro empresas mineras más.

A diferencia de las otras dos exportadoras, los fundadores de Ekam-Minerals S.A. fueron indios. Hitendra Sanghvi Hirachand y Bipin Bihari Upadhyay, residentes en Dubai y Delhi, respectivamente, registraron la empresa en una notaría de Guayaquil, en 2021. Asimismo, del First Abu Dhabi Bank de Dubai llegaron USD 10.000 a la cuenta de Ekam-Minerals para su capital. Emiratos fue el país destino de su única exportación.

Exportan millones y pagan cero impuestos

Soulmetals-Orocomin-Ekam Minerals-Chris Zahav no es el único grupo de empresas vinculadas. Esta alianza periodística halló dos conglomerados empresariales más creados, en El Oro. Esta provincia, junto a Azuay, concentra el 86% de la producción nacional de oro, según datos del Ministerio de Energía y Minas.

Uno de ellos lo conforman Roha Ophir Minerals Rhom-Rockgolden-Southgold. Las tres empresas se crearon entre 2020 y 2021. Entre las tres exportaron oro por USD 136,5 millones y pagaron USD 19.784 en impuestos.

El caso más dramático es el de Roha Ophir Minerals Rhom S.A., que solo pagó USD 55,89 en impuesto a la renta, aunque exportó USD 29,5 millones en oro, entre 2021 y 2022. Fue creada en noviembre de 2020, en el cantón Pasaje, en El Oro, y está relacionada con la concesión Quebrada Azul, ubicada en la misma provincia. Su principal accionista es Max Justin Pomeranz, de nacionalidad norteamericana, quien fue presidente de otra minera.

Rockgolden es la segunda firma relacionada con este grupo. En 2022 y 2023, dicha empresa exportó oro por USD 66,4 millones, pero en impuesto a la renta solo ha pagado USD 13.514. En Machala, su dirección tampoco coincidió. Por ejemplo, decía que está ubicada en la villa 128 de la manzana A, de Urbanización Santa Inés, pero la villa 128 no existe.

Rockgolden registró una de sus direcciones en una villa que no exista en la Urbanización Santa Inés, en Machala. Foto: Alianza liderada por Convoca de Perú.

El ecuatoriano Héctor Barros y el venezonalo Esmarg Maestre -quien obtuvo una visa temporal el 2020- fundaron Rockgolden en 2021. En 2022, la compañía Roha compró parte de las acciones de Rockgolden, pero a los pocos meses las volvió a vender. Uno de sus actuales accionistas es el norteamericano Shaheen Daniel Hays, originario de Jordania. Él aparece también como gerente en Metals House y MHI Trading, de Perú, según el portal Datos Perú.

Tanto Roha como Rockgolden tienen fundadores o accionistas relacionados a otras empresas mineras como YellowGoldMining S.A. y Gold Investment Gisa S.A., establecidas en 2021 y 2022, respectivamente. En esta última su socio mayoritario es Go Mine LLC, constituida en la Isla de San Cristóbal y Nieves también en 2022.

Roha también fue accionista de Southgold S.A. En 2022, esta minera exportó oro por USD 40,5 millones y pagó USD 6.214 en impuestos. Es otra exportadora minera fundada en Machala, en noviembre de 2020. En cuestión de cinco meses, en 2021, el Ministerio de Energía y Minas autorizó la transferencia de las concesiones Benalcázar 1 y Benalcázar 2, en el cantón Camilo Ponce Enríquez, en Azuay, a favor de esta nueva empresa.

Entre los accionistas de Southgold estuvieron Rivermining y Global Mineral Business GMB S.A. Esta última ha denunciado el ingreso de minería ilegal en su concesión El Tuerto, en Sucumbíos.

El tercer conglomerado de empresas lo conforman Minera del Llano Plaimining S.A.S.-Aldelmining S.A.S. La primera exportó oro por USD 61,8 millones entre 2022 y 2023 y no pagó nada de impuestos. La segunda, en cambio, vendió USD 41,7 millones en 2023 y solo pagó USD 6.771 en impuestos.

En ambas empresas se repiten los nombres de Wilson Ochoa y Luis León, que no registran antecedentes empresariales en este sector. León, de hecho, tiene 23 años y es bachiller. Quien registra mayor experiencia en el campo es Jorge Durán, fundador de Minera del Llano Plaimining. Él fue presidente y accionista en tres empresas mineras.

La solicitud de información enviada a Llano Plaimining también rebotó. De igual manera, no fue posible dar con su dirección en el cantón Santa Rosa, de El Oro. Se confirmó en el terreno que la ubicación de Llano Plaiminig suministrada en documentos (Casa No. 1020, frente al colegio Zoila Ugarte, en el barrio Los Helechos) no existe. Ninguno de los vecinos dijo conocerla y afirmaron que ninguna casa está numerada.

La empresa Llano Plaiminig registró su dirección frente al colegio Zoila Ugarte (arriba), en Santa Rosa, de la provincia de El Oro. Pero los vecinos del sector (abajo) dijeron no conocer esta empresa y que la numeración no existía. Foto: Alianza liderada por Convoca de Perú.

Otros capitales llamativos

Balaji Metal Exports Bameex S.A.S. es otra exportadora que creció rápidamente. No está conectada a los tres conglomerados de empresas, pero cumple las mismas características. Creada en octubre de 2021, exportó USD 13 millones entre 2022 y 2023 y pagó USD 74.771 en impuestos. Juan Pablo Neira, actual funcionario de la Procuraduría, fundó esta empresa en Guayaquil con un capital de USD 100.000. Neira no contestó el correo que le envió esta alianza periodística ni fue posible ubicar esa empresa en la dirección que tiene registrada.

En la actualidad el único accionista de Balaji es Sanjay Pagrani, de la India. No tiene otra empresa en Ecuador, pero tiene cédula ecuatoriana desde el 2021. Sanjay Pagrani, de 26 años, consta como gerente de las empresas peruanas GoldFinity y Neelkanth, según la página Datos Perú. Entre los activos de Balaji, está la concesión minera Spanky, ubicada en el cantón Santa Rosa, de El Oro.

No solo las empresas con capitales indios llaman la atención. También hay inversores peruanos, suizos y canadienses que han sido parte de empresas ecuatorianas con mínimos pagos de impuestos. Este es el caso de Rocadorada S.A.S. creada en 2021, en Machala, dueña de las concesiones Jerson y Quito, ubicadas en el cantón Pasaje, en El Oro. Dichos títulos se los otorgó el Ministerio de Energía y Minas, en 2022, cuando estaba cerrado el catastro minero.

Entre 2022 y 2023, esta empresa exportó oro por casi USD 90 millones, lo que la ubicó en el octavo lugar de las mayores exportadoras del país de ese mineral, en los últimos años. Sin embargo, en ese mismo lapso solo pagó USD 942 en impuestos.

Pero en la dirección que registró en la Superintendencia de Compañías nadie da referencias sobre esta empresa. El equipo reporteril llegó hasta la calle Napoleón Mera, en Machala para comprobar que Rocadorada no se encuentra junto al único gimnasio de la zona, dado como referencia de su dirección. Ningún vecino dio razones sobre esta compañía y solo se observaron locales vacíos.

Los vecinos en la calle Napoleón Mera, en Machala, dijeron no haber escuchado a la empresa Rocadorada. Junto al gimnasio que dio como referencia, hay locales vacíos. Foto: Alianza liderada por Convoca de Perú.

Los socios César Quito y Darwin Vásquez registraron a Rocadorada con un capital de USD 800. Ambos vendieron un año después sus acciones al suizo Andreas Stephan y al peruano Víctor Sánchez Chung. En Perú, Sánchez aparece como apoderado de Toronto Inversiones S.A.C y SNG Group S.A.C.

Se enviaron cuestionarios con preguntas a los correos de cada una de las empresas mencionadas en esta investigación. Ninguna respondió hasta el momento de la publicación. (PLAN V)